Archivo

El cáncer de la glándula tiroides

El cáncer de tiroides es un tumor o crecimiento canceroso dentro de la glándula tiroides. Esta glándula se encarga de producir hormonas tiroideas (T3 y T4) que regulan el metabolismo del cuerpo y la función de los órganos.

24 de junio 2007 , 12:00 a.m.

¿Cómo se clasifica? El carcinoma papilar y el folicular son los tipos más comunes de cáncer de tiroides. Se agrupan en una misma categoría denominada cáncer de tiroides bien diferenciado. Son menos frecuentes el carcinoma medular, el de células de Hurthe, el anaplástico y el linfoma de tiroides.

¿Por qué ocurre? Cualquier persona puede padecerlo. Son más vulnerables quienes tienen antecedentes familiares o quienes durante su infancia hayan recibido altas dosis de radioterapia en la cabeza, el cuello o el tórax.

¿Cómo se diagnostica? A menudo es descubierto por los pacientes (la mayoría de los casos se presentan entre los 20 y los 55 años), quienes comienzan a ver y sentir una protuberancia o nódulo en la parte anterior del cuello. La mayoría de las veces estos nódulos son benignos. Por eso, es el médico quien debe asegurarse a través de un examen físico y pruebas de sangre complementarias.

¿Cuál es el tratamiento? Se extirpa la glándula tiroides y se emplea yodo radioactivo para eliminar cualquier residuo de la célula tumoral. El cáncer de tiroides puede reaparecer, aun luego de la extracción de glándula. El paciente debe someterse a dos exámenes: uno de sangre y otro de rastreo corporal total.

¿En qué consisten? El análisis de sangre determina la cantidad de tiroglobulina, proteína que almacena hormona tiroidea. Las células tiroideas son las únicas que producen tiroglobulina. Si esta aparece tras haber sacado la tiroides, quiere decir que las células cancerosas están en alguna parte del cuerpo.

ASESORÍA: IX CONGRESO COLOMBIANO DE ENDOCRINOLOGÍA, MEDELLÍN, MAYO DE 2007.