Archivo

Karzai acusa a OTAN de bombardear a civiles

El presidente afgano Hamid Karzai acusó ayer a la OTAN de lanzar operativos militares descuidadamente y sin coordinación con las autoridades de su país, lo que ha causado decenas de víctimas civiles.

24 de junio 2007 , 12:00 a.m.

El viernes, según la policía, un bombardeo de la OTAN mató a 25 civiles junto con 20 milicianos que les habían disparado a las fuerzas de la OTAN y de Afganistán, desde una fortaleza en la provincia Helmand, en el sur.

La OTAN, por su parte, arguyó que los rebeldes les dispararon tarde el viernes en el distrito Bermel, provincia de Paktika, y que ellos respondieron al fuego matando a unos 60 combatientes.

Los bombardeos y disparos de artillería contra zonas pobladas “no benefician al pueblo afgano en lo absoluto”, dijo Karzai en conferencia de prensa.

“En varias ocasiones el año pasado, el gobierno afgano intentó evitar víctimas civiles, pero gente inocente está cayendo víctima de operaciones de la OTAN y de las fuerzas internacionales que son descuidadas”, dijo Karzai evidentemente molesto.

“No queremos más operativos militares que no sean coordinados con el gobierno afgano –dijo Karzai–. De ahora en adelante, tendrán que operar de la manera que nosotros exigimos que operen”.

La OTAN afirma que los insurgentes se escudaron entre los civiles e insiste en que toma todas las precauciones posibles para evitar víctimas inocentes, pero que las fuerzas extranjeras tienen el derecho de defenderse.

De confirmarse estos hechos, la cifra de civiles muertos en operativos de la coalición extranjera este año ascendería a 177, según un conteo de la AP recabado con datos de las autoridades afganas y de relatos de testigos.

En comparación, 169 civiles han muerto en ataques de los insurgentes, incluyendo los atentados explosivos suicidas.

La OTAN mantiene en Afganistán unos 35.000 soldados, mientras que Estados Unidos tiene unos 27.000 militares, cerca de 15.000 bajo el paraguas de la Alianza Atlántica y unos 12.000 bajo mando directo de Washington.