Archivo

FORO DEL LECTOR

24 de junio 2007 , 12:00 a.m.

El vergonzoso ‘simio’ del año .

Señor Director: La paternidad del ‘simio del año’, compartida por casi todos los partidos políticos (Liberal, Conservador, Polo Democrático y Uribismo), demuestra la degradación y corrupción generalizada del ejercicio de la política en nuestro país. Deberían colgar el siguiente aviso en la puerta de entrada del Capitolio: “¡Peligro, congresistas trabajando!”. ¡Qué tristeza y qué vergüenza! Luis Iván Perdomo Cerquera Bogotá.

* * * * Señor Director: El ‘mico’ aprobado por la mayoría de los sectores políticos en el Congreso, incluyendo a representantes de la izquierda, no deja duda sobre la ilegitimidad que lo embarga. Si antes teníamos alguna esperanza de que la corrupción fuera un asunto coyuntural que afectaba solo a algunos, ahora confirmamos que es un problema estructural y generalizado.

Este ‘mico’ y el artículo que se pretende revivir para excarcelar a los ‘parapolíticos’son la expresión clara de los intereses que han capturado al poder legislativo y evidencian a quién representa.

Carlos Hernán Quintero.

* * * * Señor Director: No debemos escandalizarnos por el ‘supermico’ que los congresistas aprobaron para despojar a la Procuraduría de la facultad de vigilarlos. Ya se sabe que para ser político se va siempre en contra de muchos valores.

Solo preguntémonos cuántas mentiras dice un político en campaña o cuántas promesas hace para ganar votos.

Moisés Palma Palma.

* * * * Señor Director: Ojalá el presidente Uribe objete la ley que exime al Congreso de la vigilancia de la Procuraduría. Y ojalá el ex ministro Álvaro Leyva, con su Plan Regreso a Casa (que no es otro que el despeje de Pradera y Florida con otro nombre), logre algo para el avance del acuerdo humanitario.

Helena Manrique Romero.

La consulta del Polo Señor Director: La votación cerrada en el Polo para elegir candidato a la Alcaldía de Bogotá deberá servir para darle solidez al partido. Una votación abierta solo serviría para que siga siendo alimentado por fuentes ajenas que causan indigestiones ideológicas, como esa, casi inverosímil, de escuchar a Petro respaldando a María Emma Mejía en la puja frente a Samuel Moreno Rojas. La misma a la cual le quiso impedir el ingreso al Polo porque antes la veía como ajena a la izquierda, light y burguesita. Y a su lado, Navarro, que, junto con Petro, solo estragos producirá en la tarea de la candidata antioqueña.

Fidel Santamaría Rúa.

* * * * Señor Director: El Polo tiene experiencia en consultas internas, pues por este mecanismo seleccionó a sus delegados a nivel nacional y regional, y a pesar de que en el papel la consulta era cerrada, cualquier ciudadano podía participar previa inscripción, lo que le daba un carácter de consulta abierta. Esto ocurrirá en la consulta de Bogotá. Muchos militantes de base hemos decidido que María Emma tiene más experiencia en el sector público, sin demeritar la labor como congresista de Samuel Moreno. Y con seguridad apoyaremos al ganador de la consulta para llevarlo a la Alcaldía de Bogotá y continuar con los proyectos que inició Luis Eduardo Garzón.

David Helí Parrado Clavijo Bogotá.

Un ejemplo de reconciliación Señor Director: Nuevos horizontes se abren para Colombia con el promisorio y emocionante acto de la inauguración de dos escuelas que llevarán los nombres de Alfonso Reyes Echandía y Carlos Pizarro Leongómez (EL TIEMPO, 22-06-07, página 1-18).

Las palabras de Nina Pizarro Leongómez en que llamó a pedirles perdón de corazón a las víctimas de la toma del Palacio de Justicia por el M-19, y el apretón de manos entre Antonio Navarro y Alfonso Reyes, hijo del magistrado Alfonso Reyes Echandía, son ejemplos para imitar entre los colombianos, que tanto han sufrido por la violencia. Lástima que el ex presidente Betancur y el comandante del Ejército no hubieran concurrido también, con humildad democrática, a pedir perdón por las omisiones y errores que la Presidencia y el Ejército cometieron en la recuperación del Palacio.

Jorge Arbeláez Manrique.

Despeje, pero con veeduría Señor Director: El Gobierno ya dio una muestra de acercamiento al liberar a Rodrigo Granda y los demás guerrilleros. Pero está visto que de las Farc no se puede esperar otro gesto similar si no se despeja a Pradera y Florida. Siendo así, y en vista del sufrimiento que siguen soportando los secuestrados y sus familias, ¿por qué no hacer el despeje con verificación internacional, por ejemplo de los cascos azules de la ONU? Esta sería una manera de facilitar el intercambio humanitario sin darles otro otro territorio para delinquir, secuestrar, ‘boletear’ y sembrar coca, desolación y muerte, como lo hicieron en San Vicente del Caguán.

Enrique Díaz Herrera * * * * Señor Director: Leyendo y releyendo los escritos de informadores, editorialistas y columnistas, no se sabe qué es más frustrante: si los argumentos de estos para reclamar un acuerdo humanitario, o la certeza anticipada de las respuestas negativas y evasivas del presidente Uribe y de una dirigencia guerrillera que solo tiene el horizonte de tomar el poder para establecer un gobierno totalitario. Hablemos mejor de otras cosas, como, por ejemplo, de la forma en que podríamos superar e incrementar la producción al estilo chino, para crear más empleos.

Alberto Rendón Medellín .

España y la democracia Señor Director: El editorial ‘España, 30 años después’ (19-06-07) parece confundir progreso en democracia con decadencia en la sociedad. La despenalización del aborto, los matrimonios homosexuales y el juego genético que involucra el concepto de dignidad humana, nada tienen que ver con la evolución de la democracia. Lo anterior solo demuestra el mal uso de las libertades civiles y políticas, producto de la represión vivida. Espero que nuestra patria no se confunda con dicho modelo.

Juan Manuel Nieves Romero .

La esperanza del Chocó Señor Director: Bien representado está el Chocó por la linda candidata a Miss Mundo, Rita Mercedes Escobar Ramírez, quien tiene sus ancestros en nuestra tierra. Hay que anotar que ella, como diseñadora de modas, escribió su tesis sobre la utilización de las fibras naturales de nuestra selva, como el cabecinegro y la damagua, trabajo que le ha merecido importantes reconocimientos. Ojalá que el Chocó gane en el reinado de Miss Mundo lo que ha perdido por la corrupción.

Carlos Díaz Carrasco Medellín.

Los límites de velocidad Señor Director: La razón por la cual no cumplimos con las normas de límites de velocidad en la ciudad y en carretera es por lo absurdas que son. Parece que las personas que las establecen no han montado nunca en carro. El siguiente es un ejemplo claro de ello: el límite de velocidad en la circunvalar es de 30 kilómetros por hora y en zonas escolares de 20 kilómetros, inclusive los domingos y días de fiesta. Quien haya intentado mantener esos límites habrá visto que son absurdos. Pero la verdadera perla la encontramos al llegar a la estación del funicular, yendo de norte a sur. En un tramo empinado y 50 metros antes del semáforo, el límite de velocidad cambia a 60 kilómetros por hora. Sería chistoso si no fuera tan triste.

Alfonso Crane Bogotá .

Estropicio en los cerros Señor Director: Soy caminante regular de los hermosos cerros orientales de Bogotá. Entre mis senderos favoritos está el que va desde la quebrada La Vieja hasta el Valle del Silencio, rumbo a Monserrate. En las últimas semanas han estado trabajando en el camino, supongo que para mejorarlo. He visto escalones, cuestas con palos atravesados, canales y cunetas en varios sitios que no parecían requerir arreglo. ¿Para qué y por qué? Me pregunto si quien hace los trabajos tiene la experiencia necesaria para ello (‘zapatero a tus zapatos’). El resultado es dramático desde el punto de vista paisajístico.

Los que tuvimos el privilegio de conocer antes el sendero no podemos dejar de pensar y sentir que se lo ‘tiraron’. Ojalá esto no sea una muestra de lo que será la Autopista de los Cerros, que la Alcaldía planea construir dizque para que los habitantes de Bogotá nos apropiemos y disfrutemos de esta belleza.

Adriana Bernal Bogotá.

Referendo por el agua Señor Director: En buena hora, varias organizaciones están promoviendo un referendo que permita plasmar en la Constitución el derecho al agua, incluso gratuitamente para quienes no puedan pagar la cantidad mínima necesaria para preservar su vida.

Ya estamos viendo los nefastos efectos de la privatización en algunas localidades. Y, para completar, con raras excepciones no se cumplen a cabalidad las obligaciones consagradas en la legislación ambiental sobre protección y conservación de los recursos naturales, y sobre todo del agua y las cuencas donde se origina.

Juan Gabriel Triana Romero Carmen de Apicalá (Tolima)