Archivo

Exoneran a tres oficiales por el caso Guaitarilla

Luego de tres años de la muerte de siete policías y cuatro civiles en Guaitarilla (Nariño) a manos del Ejército, la Procuraduría absolvió definitivamente de cualquier responsabilidad en este caso a tres oficiales de la Policía, a quienes destituyó en primera instancia.

24 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Se trata del hoy teniente coronel retirado Jorge Barón Blanco, el teniente coronel Humberto Guatibonza –hoy director Antisecuestro– y el capitán Livio Castillo, que está en servicio activo.

Inicialmente el Ministerio Público consideró que Barón y Castillo, para la época de los hechos comandante operativo y jefe de la Sijín de Nariño, respectivamente, eran responsables disciplinariamente del caso, por haber ordenado ese día dos operaciones que tenían como fin apoderarse de un laboratorio de cocaína.

Según la Procuraduría, la mañana del 19 de marzo del 2004, en Consacá se llevó a cabo una acción policial antiextorsión, y en la noche, muy cerca de allí, en Guaitarilla, se hizo una operación irregular por parte de unos policías: la que terminó en la muerte de siete uniformados y cuatro civiles.

Los investigadores, en primera instancia, dijeron que las dos acciones estaban unidas y que era imposible que Barón y Castillo no supieran de ellas. Por ello, a finales del 2005, fueron destituidos de sus cargos e inhabilitados durante cinco años para ejercer funciones públicas.

A Guatibonza, entonces subdirector del Gaula, la Procuraduría lo sancionó con suspensión de 30 días por faltas contra la disciplina policial.

Los oficiales interpusieron recursos y el Viceprocurador General acaba de revocar la decisión de primera instancia, librándolos de toda responsabilidad.

Según la decisión, las pruebas no demuestran que entre las dos operaciones hubo relación; que no hay conexión directa entre Barón y Castillo con los policías muertos, pues estos eran del Gaula y no dependían de estos oficiales, y mucho menos que ellos ordenaron la acción nocturna.

“Barón y Castillo nada tuvieron que ver con el operativo adelantado en la noche, dado que este fue coordinado y desarrollado exclusivamente por los miembros del Gaula, en ejercicio de la autonomía de este grupo”, dice el fallo del Ministerio Público.

Sobre Guatibonza, la Procuraduría también desestimó los señalamientos iniciales.

Barón también fue investigado disciplinariamente, junto con otros 12 policías, por la pérdida de una parte de un cargamento de cocaína en Ipiales, en julio del 2004. Fue el único exonerado disciplinariamente, y penalmente no le abrieron indagación.

En diciembre de ese año Barón fue retirado de la Policía, pese a que estaba a dos meses de ascender a coronel.

“Me retiraron por el caso de la droga pese a que se demostraría mi inocencia. No tengo ninguna sanción y sí 25 condecoraciones y 125 felicitaciones en mi hoja de vida”, explica Barón, quien desea volver al servicio activo.