Archivo

El inglés se nos metió al ‘ranch’

Aunque según el último censo solo el 4 por ciento de los colombianos hablan y entienden inglés, las calles de nuestras ciudades se llenan cada vez más de curiosos avisos que nos invitan a usar el free parking, pedir half portion de una pechuga, visitar zonas outlet y comprar un hueso para el perro en el Pet Shop.

23 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Y eso no es todo: en la oficina nos citan a meetings, nos invitan a un conference call y nos hablan de políticas world wide, mientras que nuestros friends nos llaman para ir a un afterparty y celebrar el weekend.

Según Cleóbulo Sandoval, de la Academia Colombiana de la Lengua, este fenómeno es una muestra de la pereza intelectual y el complejo de inferioridad del que sufrimos los colombianos.

Para otros especialistas, es una tendencia inevitable y derivada del progreso en campos como el tecnológico, que nos invitan a usar términos en los que ya se mueve el resto del mundo.

De todas formas, el uso exagerado de palabras en inglés, del que no se salvan ni los periódicos, invita a reflexionar sobre el tema del respeto al idioma y la necesidad del español de ajustarse al mundo globalizado. Ver más información pag. 1-8 NACIÓN