Archivo

Chipantiza teme por su seguridad y la de su familia

Aunque hace unos días un juez de Buenaventura (Valle) falló a su favor, Gustavo Adolfo Chipantiza, ex secretario de gobierno del puerto, sigue siendo el protagonista de un escándalo televisado que aún se comenta en la ciudad.

23 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Hace 8 meses y en pleno consejo comunitario, el presidente Álvaro Uribe denunció la supuesta complicidad de Chipantiva con el narcotráfico y pidió que lo detuvieran de inmediato.

Y si bien el ex funcionario y su familia están felices por que, en primera instancia, no se encontró evidencia en su contra, ahora les preocupa su seguridad.

“Desde que se inició esta situación gente extraña ronda su casa, toman fotos y graban. Hace dos semanas detectives del DAS lo custodian”, dijo su abogado Arbey Arias.

Y añadió que esperará a que el 9 de julio el fallo quede en firme –ese día la Fiscalía podrá apelarlo– para definir si demandan a la Nación por daños y perjuicios.

¿Y el denunciante? Sin embargo, el abogado aseguró que en este caso (que calificó como un ‘falso positivo’) tanto su cliente como el denunciante, el coronel Héctor Julio Pachón, fueron víctimas del sistema.

Pachón fue quien le dijo al presidente Uribe que Chipantiva le propuso que cambiaran 534 kilos de coca incautados para evitar muertes y algunas amenazas. Al parecer, un juez penal militar indaga el caso. EL TIEMPO intentó conocer la opinión del coronel, pero informaron que se encuentra en un evento en Ecuador.

Minsalud gana batalla a ARS.

Otras de las denuncias que el presidente Uribe formuló en sus consejos comunitarios en Chocó y que acaba de producir noticia, es la relacionada con la Ars Barrios Unidos de Quibdó.

El magistrado de la sala penal del Tribunal Superior de Barranquilla, Julio Ojito Palma, decretó la nulidad del fallo de tutela con el que la Ars pretendía frenar la decisión de la Superintendencia de Salud de suspenderle su licencia de funcionamiento. La decisión de la Súper está basada en estudios y visitas hechas por expertos. Pero los abogados de la Ars aseguraron que se les había violado el debido proceso y entutelaron a la entidad. Sin embargo, la defensa de la Nación encontró vicios de fondo y forma tanto en la instauración de la tutela como en su fallo y estos fueron refrendados por el magistrado Ojito Palma.

Este mismo magistrado fue el único que hace un mes salvó el voto en el caso del escándalo de TermoRío: aunque todos sus compañeros decidieron absolver al gerente de esa firma por sus actuaciones en el polémico contrato, Ojito se apartó de la decisión que podría ser revisada por la Corte Suprema si accede a una solicitud de la Fiscalía.