Archivo

¿Qué se trae E.U. con Guantánamo?

En una sola noche, la del jueves, el gobierno del presidente George W. hizo saber a los medios de comunicación sobre la posibilidad de cerrar la cárcel de Guantánamo (Cuba) y unas pocas horas después rectificó diciendo que ya no la consideraría.

23 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Ayer, volvió a corregir la segunda información y admitió que sí, efectivamente, se están dando pasos en ese sentido. El problema parece ser otro, ese sí un obstáculo mayúsculo: ¿qué hacer con alrededor de 375 detenidos? El presidente Bush “es conocido por decir desde hace años que quiere cerrar Guantánamo. Pidió a su administración que trabaje para alcanzar ese objetivo”, declaró ayer Dana Perino, portavoz de la Casa Blanca.

Lo cierto, precisó Perino, es que no hay una decisión inminente. Una reunión sobre el tema fue suspendida el jueves en la noche.

Desde su apertura en enero de 2002 para albergar e interrogar a los prisioneros de la “guerra contra el terrorismo”, la cárcel ha suscitado una ola de críticas, desde el papa Benedicto XVI al primer ministro británico, Tony Blair, pasando por organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Pero “cerrar Guantánamo es más fácil de decir que de hacer», respondió el jueves John Bellinger, asesor jurídico del departamento de Estado.