Archivo

Tame, a la conquista del suroccidente colombiano

Tame, la línea aérea del Ecuador, ha invertido 70 millones de dólares en la modernización de su flota. El año pasado adquirió tres Embrear 170 y 190 y antes de que finalice el año contará con dos más.

22 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Con estos aviones con capacidad para 76 y 110 pasajeros, que se caracterizan por la distribución de sus sillas que solo vienen de dos por dos para lograr un pasillo más amplio, cubre la ruta Cali-Quito, con escala en Tulcán.

El gerente regional de Tame, Franco Emilio Erazo, dice que movilizan un promedio de 900 pasajeros mensuales en sus tres vuelos diarios. Pero la aerolínea quiere muchos más, por eso se planea retomar la ruta Cali-Guayaquil-Esmeraldas, cubierta hasta 1999 por la aerolínea nacional Intercontinental. La ruta será promocionada como destino turístico. Sobre la costa Pacífica ecuatoriana se ofrecen desde hostales hasta alojamientos cinco estrellas.

Una de las ventajas de viajar en Tame es que los colombianos no pagan ni el impuesto de salida ni la tasa aeroportuaria por vuelo internacional. Esta medida rige desde hace 14 años, a raíz del Convenio de Esmeraldas suscrito entre Colombia y Ecuador. Los desplazamientos a Quito, Tulcán, Esmeraldas, Ibarra y Lago Agrio están libres de impuestos.

Hoy, para salir del país a Ecuador habría que cancelar 120.000 pesos y 30 dólares para dejar Ecuador, dinero que el colombiano se ahorra gracias a este convenio. La misma medida se aplica para los ecuatorianos que viajen por la línea aérea del Ecuador hasta Cali, Pasto, Tumaco, Popayán y Puerto Asís. La conquista de nuevos pasajeros por parte de Tame se da en medio del cumpleaños 45, que se celebra en diciembre.

70 millones de dólars ha invertido la aerolínea ecuatoriana en su modernización