Archivo

SI DEMANDANTES GANAN, SE QUEDAN CON UN CONTRATO 6 DE BILLONES DE PESOS Tutela definirá suerte del MIO

22 de junio 2007 , 12:00 a.m.

En los próximos días, el juez 24 civil de Cali tomará una decisión trascendental para esa ciudad. Ordenará si se mantiene o no la decisión de declarar desierto el proceso de adjudicación de uno de los más apetecidos contratos del Sistema de Transporte Masivo de Occidente (MIO): el del recaudo de pasajes y seguridad del sistema por 16 años, tasado en 6 billones de pesos.

La medida, que puede retrasar hasta un semestre la puesta en marcha de los articulados, fue tomada el pasado 8 de mayo, a las 3 de la madrugada, durante una audiencia presidida por el propio ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego; el zar Anticorrupción, Rodrigo Lara; los delegados del Gobierno, Susana Montes y Juan Gonzalo Jaramillo; el presidente de Metrocali, Luis Fernando Lian, y miembros de la Cámara de Comercio de Cali y Personería.

Según el Comité Evaluador, ninguna de las firmas que pretendían quedarse con el contrato cumplía los requisitos, excepto la colombo-alemana Transport Control and Collection Technologies (TCCT).

Pero el alto gobierno (acogiendo la tesis de una de las firmas descalificadas) dijo que TCCT no acreditaba la capacidad económica debido a que los recursos provenían de una empresa particular y no de una financiera.

Sin embargo, TCCT alega en su demanda que ese punto ya había sido discutido por el Comité Evaluador y nunca se consideró obstáculo para que continuaran en el proceso.

“A última hora, el Gobierno, en cabeza del Ministro y del zar, se opusieron”, dice un vocero de la firma.

Ante el choque de trenes, y a pesar de la hora, el Comité Evaluador propuso aplazar la toma audicencia, mientras resolvían las diferencias. Pero la comitiva de Bogotá se negó y, al haber se eliminado a todas las firmas, se declaró desierta la licitación.

El procurador Delegado para Asuntos Civiles, Alberto Rojas Ríos, cree que TCCT debió ganar, por eso, el pasado 13 de junio le pidió al juez que les conceda la tutela.

Según el Ministerio Público, no se les respetó el debido proceso y al declarar desierta la licitación “se tomó un camino distinto” al previsto, máxime si se hizo con base en observaciones de funcionarios que no tenían competencia.

La Contraloría, por su parte, advirtió que cualquier retraso conllevará reclamaciones de los operadores y ocasionará un grave daño al erario.

EL TIEMPO llamó a Metrocali y a la cartera de Transporte para conocer sus puntos de vista sobre la demanda, pero al cierre de esta edición no habían respondido.

u.investigativa@eltiempo.com.co