Archivo

Una película muy verde

Como la primera cinta ecológica, se promociona Evan Almighty (Sigo como Dios), comedia que se estrena hoy en Hollywood. Steve Carell y Morgan Freeman protagonizan esta historia que mezcla política y religión.

22 de junio 2007 , 12:00 a.m.

En el filme, Carell (Virgen a los 40) pasa de ser un acartonado presentador de noticias a congresista que se muda a un apacible suburbio. Pero una imponente aparición le señala que es el elegido de Dios –Freeman– para hacer una gran arca, donde quepan todos los seres vivos. Su construcción se realiza en un lote de tierras deforestadas y con toneladas de maderas que hubiera sido un ‘pecado’ dejar en los depósitos de un estudio: la madera y otros materiales de la filmación fueron donados a la organización Habitat for Humanity. El equipo de producción también promovió la siembra de 15.000 árboles, y lanzó la iniciativa Almighty Forest, en su página web, para invitar a plantar árboles y donar 5 dólares. Los nombres de los donantes se incluirán en los créditos.

La promoción ecológica de Sigo como Dios forma parte del proyecto Get on Board, del estudio Universal y General Electric, que busca mejorar el impacto de sus operaciones en el medio ambiente. Por ejemplo, los actores dejaron sus autos y andaron en bicicleta en los sets de filmación, además de reciclar su basura.