Archivo

Caracas, de nuevo unida a su aeropuerto

Con una fiesta de ocho horas el Gobierno venezolano celebró ayer la inauguración del nuevo tramo de la autopista que conecta a Caracas con La Guaira, donde está situado el aeropuerto de Maiquetía. Este reemplazará el famoso ‘viaducto 1’ cuya estructura –de 300 metros de largo– colapsó el 19 de marzo del año pasado tras años de agonía y más de 8,3 millones de dólares invertidos en tratar de salvarlo.

22 de junio 2007 , 12:00 a.m.

La nueva porción de la autopista mide 903 metros, de los que 700 son parte de una estructura elevada (sostenida por seis pilares, el más alto de 61 metros) y el resto, sobre tierra. El nuevo viaducto mide 22 metros de ancho y tiene cuatro canales, dos en cada sentido. El gobierno invirtió unos 78,1 millones de dólares en su construcción.

El Presidente arribó a lugar en un helicóptero donde cientos de seguidores lo esperaban con camisetas rojas en medio de una gran celebración. Luego develó una placa, cortó una cinta y recorrió la vía en un auto militar. La fiesta había empezado temprano, con pantallas y tarimas con música criolla.

Año y tres meses Así, los venezolanos esperan dejar atrás el año y seis meses que tuvieron que transitar por la ‘carretera vieja’ o vía de contingencia que construyó en tiempo récord el Gobierno venezolano para paliar la emergencia que representó el calvario para los más de 60.000 vehículos que circulaban por la vía diariamente. El colapso disminuyó en casi 80 por ciento el turismo en las costas de La Guaira y complicó el movimiento comercial del principal puerto del país hacia la capital.

Durante este tiempo y por las vías alternas, llegar a La Guaira desde Caracas tomaba entre dos y cinco horas. Por la autopista, normalmente, no toma más de 45 minutos.

Las primeras alarmas sobre la inestabilidad de la estructura del antiguo ‘viaducto 1’ comenzaron en 1986, cuando se contabilizó una serie de movimientos en ese tramo, ocasionados por el movimiento geológico de la falla de Tacagua, donde se asentaba.

Pero no fue sino hasta el 2005 que el problema fue considerado grave, pues la estructura, que se desplazaba entre 2 y 3 centímetros por año, lo empezó a hacer a ese ritmo cada mes.

A finales del 2005 se movió 60 y 74 centímetros, por lo cual fue cerrado su acceso.