Archivo

Urgen apoyo para Plan Colombia El nuevo embajador de E.U. en Bogotá pide renovar esta ayuda que está a punto de ser suspendida.

21 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Washington. William R. Brownfield, designado por el presidente George W.

Bush como nuevo embajador en Bogotá, defendió enfáticamente la necesidad de renovar el apoyo estadounidense a la segunda parte del Plan Colombia.

“Soy un convencido de que nuestro apoyo al Plan Colombia ha sido, por sobre todas las cosas, una historia de éxito”, dijo Brownfield hablando en su audiencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Brownfield, embajador en Venezuela en los últimos tres años y anteriormente en Chile, contradijo así los comentarios del senador demócrata Robert Menéndez, quien afirmó que votó en favor del Plan Colombia cuando era miembro de la Cámara de Representantes pero ahora como senador tenía dudas de hacerlo otra vez sobre la base de los resultados del Plan.

Menéndez dijo que la propia Oficina de Política Nacional de Control de Drogas (Ondcp), de la Casa Blanca, ha admitido que las áreas de cultivo de coca en Colombia no han disminuido y que todos pueden ver que las drogas en las calles de ciudades estadounidenses tampoco.

“El Plan Colombia ha sido un éxito para Colombia. Un éxito para la región. Y un éxito para Estados Unidos”, dijo Brownfield.

Le sugirió a Menéndez que si el Congreso planeaba eliminar algunas partes del plan que lo hiciera mediante una conversación abierta entre Washington y Bogotá a fin de llegar a un acuerdo sobre cuál sería el impacto de esa decisión y cómo vamos a enfrentarlo”.

El Plan Colombia, una iniciativa para la campaña antidrogas, promoción del desarrollo rural y lucha contra grupos armados, ha canalizado más de 5.000 millones de dólares desde su aceptación hace seis años.

La defensa de Brownfield se produjo coincidencialmente con una expresión de malestar de la Casa Blanca por la decisión de un comité de la Cámara de Representantes de reducir la ayuda a Colombia para la campaña contra las drogas.

En la ley de presupuesto de operaciones exteriores, se aumentan al 40 por ciento los fondos que serán entregados a ese país, solo si hay una certificación del Departamento de Estado en cuanto a avances de la campaña. AP.

LOS RESULTADOS SON POSITIVOS.

Brownfield pidió comparar estadísticas de pobreza en Colombia. “Puedo asegurarle que hoy Colombia es un país diferente de lo que fue en 1999”, afirmó. “La seguridad en las calles es mucho mejor, la economía está en auge, el desempleo está bajando y la seguridad ha mejorado”.

Dijo que la producción de drogas está en descenso y que no hay estudio que diga que hubo una explosión en esa área con relación a los años 90. Según Brownfield, se requiere revisar el apoyo, ajustarlo en tópicos como la erradicación de los cultivos ilícitos.