Archivo

Piden a Uribe objetar ‘mico’ que libra al Congreso de Procuraduría

Una norma que pasó en el Congreso, camuflada en medio de los demás proyectos que fueron ‘pupitriados’ en los últimos días, no permitirá que la Procuraduría investigue disciplinariamente y sancione a los congresistas. Se trata del Código de Ética del Congresista, una iniciativa que, según el procurador Edgardo Maya, lo deja sin la posibilidad de investigar a representantes y senadores, y les otorga esa facultad a las comisiones de ética de las respectivas corporaciones.

21 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Para Maya, si esta ley es sancionada por el presidente Álvaro Uribe, dará inmediato traslado a todos los procesos disciplinarios que en la actualidad se cursan contra congresistas.

Esto implicaría que las investigaciones que este despacho les lleva hoy a 41 senadores y 54 representantes serían asumidas por esas comisiones. Incluso, pasarían a sus manos los 23 congresistas que tienen procesos de indagación relacionados con la ‘parapolítica’.

Según el jefe del Ministerio Público, con lo acordado en la plenaria de la Cámara el pasado jueves, ratificado por el Senado el martes, el asunto se complicó.

“Las nuevas disposiciones permitirían un tratamiento especial desde el punto de vista disciplinario para los senadores y representantes, toda vez que ellos no podrían ser destituidos e inhabilitados para el ejercicio de funciones públicas, sino que sus faltas gravísimas serían sancionadas máximo con una multa y en caso de otras infracciones graves la sanción sería la amonestación privada”, señala la comunicación del Procurador.

Maya dijo que no se pueden aceptar interpretaciones en contra de la Constitución para sustraer a los servidores públicos de elección popular al control disciplinario de la Procuraduría.

Pero una fuente de la misma Procuraduría no descartó que incluso esta norma pueda aplicarse a quienes siendo congresistas traigan investigaciones del Ministerio Público de cargos anteriores. Es decir, que su caso también lo asumirían las comisiones de Ética.

Pero el tema no solo causó preocupación en el Procurador sino también en algunos congresistas. Los representantes Guillermo Rivera, vocero de los liberales en la Cámara, y Germán Varón, coordinador de ponentes del mencionado proyecto, le pidieron ayer al presidente Álvaro Uribe objetarlo por inconveniente.

Varón aseguró que, inicialmente, el proyecto no contemplaba el ‘mico’.

“Mientras el estatuto disciplinario habla de que puede haber hasta destitución, en este caso del Estatuto de Ética del Congresista hay un llamado de atención privado, llamado de atención en público y multa”, explicó.

Para Varón, de Cambio Radical, esto es inadmisible. “Es vergonzoso que nosotros hayamos variado la tarifa sancionatoria para el caso en que se incurra en una conducta sancionable en el estatuto disciplinario”, dijo.

El lío Este caso comenzó a mediados de mayo, cuando el proyecto llegó a la plenaria de la Cámara. Debido a que no se logró concertar, se determinó crear una comisión accidental para buscar un acuerdo.

En la comisión quedaron 12 representantes (ver recuadro), los cuales el jueves de la semana pasada presentaron la ponencia (con el ‘mico’ incluido), que fue aprobada en la Cámara, de donde pasó al Senado para la conciliación. Allí fue aprobada el pasado martes con un solo ‘pupitrazo’ y sin que nadie objetara nada.

Quiénes firmaron la ponencia final.

La subcomisión accidental que redactó el texto definitivo de la ponencia fue integrada por miembros de diferentes partidos.

Guillermo Rivera, del Partido Liberal, no la firmó, mientras que William Vélez la firmó, pero dejó constancia de que no estaba de acuerdo con que se le quitaran facultades al Procurador.

Los demás firmantes fueron: Julián Silva (Apertura Liberal), Dixon Tapasco (liberal), Juan de Jesús Córdoba (conservador ), Jorge Humberto Mantilla (conservador), Zamir Silva (liberal), Wilson Borja (Polo), Venus Albeiro Silva (Polo), Constantino Rodríguez Calvo (Alas Equipo Colombia), Diego Alberto Naranjo (conservador ) y Gloria Estela Díaz (Mira).

Las respuestas de algunos miembros de la subcomisión.

El representante Zamir Silva, coordinador de la subcomisión que presentó la ponencia final, respondió una llamada de EL TIEMPO y dijo que entraba a una cita médica y que después devolvería la llamada. No volvió a contestar.

Dixon Tapasco dijo que el cambio se hizo fue en la comisión de conciliación, de la que ellos no hacían parte.

Jorge Humberto Mantilla, un poco confundido, dijo que hablaría del tema cuando conociera el pronunciamiento del Procurador.

Pero Julián Silva admitió que firmó la conciliación porque está convencido de que “el Procurador no tendría competencia para juzgar al Congreso (…) La Constitución dice que en los casos de funcionarios que tienen fuero, el Procurador emitirá concepto en sus procesos. A los congresistas nos juzga el Consejo de Estado”. Los otros miembros de la subcomisión no contestaron.

LO QUE DIJO EL PROCURADOR .

‘‘No se pueden aceptar interpretaciones en contra de la Constitución para sustraer a los servidores públicos de elección popular al control disciplinario de la Procuraduría”.

Edgardo Maya, procurador.

Quiénes firmaron la ponencia final.

La subcomisión accidental que redactó el texto definitivo de la ponencia fue integrada por miembros de diferentes partidos.

Guillermo Rivera, del Partido Liberal no la firmó, mientras que William Vélez la firmó pero dejó constancia de que no estaba de acuerdo con que se le quitaran facultades al Procurador.

Los demás firmantes fueron: Julián Silva (Apertura Liberal), Dixon Tapasco (liberal), Juan de Jesús Córdoba (conservador ), Jorge Humberto Mantilla (conservador), Zamir Silva (liberal), Wilson Borja (Polo), Venus Albeiro Silva (Polo), Constantino Rodríguez Calvo (Alas Equipo Colombia), Diego Alberto Naranjo (conservador ) y Gloria Estela Díaz (Mira).

Las respuestas de algunos miembros de la subcomisión.

El representante Zamir Silva, coordinador de la subcomisión que presentó la ponencia final, respondió una llamada de EL TIEMPO y dijo que entraba a una cita médica y que después devolvería la llamada. No volvió a contestar.

Dixon Tapasco dijo que el cambio se hizo fue en la comisión de conciliación, de la que ellos no hacían parte. Jorge Humberto Mantilla, un poco confundido, dijo que hablaría del tema cuando conociera el pronunciamiento del Procurador.

Pero Julián Silva admitió que firmó la conciliación porque está convencido de que “el Procurador no tendría competencia para juzgar al Congreso (…) La Constitución dice que en los casos de funcionarios que tienen fuero, el Procurador emitirá concepto ensus procesos. A los congresistas nos juzga el Consejo de Estado”. Los otros miembros de la subcomisión no contestaron.