Archivo

Chávez banquero

20 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Se ha comprobado que tanto el Fondo Monetario Internacional como el Banco Mundial atienden hoy día más clientes que los gobiernos latinoamericanos.

Aún cuando estos últimos privadamente dieron la bienvenida a la racionalidad económica que proviene con los préstamos del Fondo y el Banco, los líderes regionales a menudo los han culpado de medidas necesarias pero impopulares.

De modo que, no es sorprendente que muchos latinoamericanos reniegan de las dos instituciones multilaterales. Ellos las ven dominadas por Estados Unidos, y como las que han impuesto el ‘Consenso de Washington’ de estabilidad macroeconómica a expensas de otras prioridades.

Este sentimiento ha sido aprovechado por Hugo Chávez, el izquierdista presidente venezolano, para anunciar su plan del Banco del Sur, un banco de desarrollo que sea financiado y manejado por los mismos países latinoamericanos. Si todo sale de acuerdo al plan, el lanzamiento sería este mismo mes de junio, y podría empezar a operar el año entrante. Las conversaciones preparatorias son establecidas por Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador y Paraguay, como también Venezuela.

Pero hay una gran diferencia entre la visión de Chávez y otros, especialmente Brasil. El señor Chávez ve este banco como parte de un más amplio proyecto antinorteamericano, como una alternativa al Fondo Monetario y el Banco Mundial, de los cuales Venezuela se retirará, según dice. Chávez ha renacionalizado los Telecom propiedad de los norteamericanos y las compañías de electricidad. El también amenaza con retirarse de la Organización de los Estados Americanos -OEA, si su filial, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, condena a su Gobierno, en el caso de libertad de prensa de Radio Caracas Televisión.

Una cosa es criticar a las entidades multilaterales pero otra es retirarse de ellas, aún para un país rico en petróleo como Venezuela, retirarse del Fondo Monetario significa un incumplimiento técnico (default) en los bonos de Venezuela y aumentaría el costo de futuros préstamos. Dejar el Banco Mundial sería romper los tratados de inversión bilaterales que Venezuela ha firmado con otros países.

Con el precio alto del petróleo, el señor Chávez parece contento con ahuyentar los inversionistas extranjeros. Pero otros no piensan así. Tanto Argentina como Brasil, han sacado ventaja del crecimiento económico y de los altos precios de los commodities para pagar sus deudas con el Fondo Monetario y ninguno de ellos habla de retirarse del Fondo. Evo Morales es uno de los más cercanos discípulos de Chávez, pero su ministro de Finanzas dice que entrar al Banco del Sur no significa retirarse del Fondo Monetario.

Rafael Correa de Ecuador apoya el banco, pero con algunas limitaciones, pero esto es objeto de otro artículo de prensa.

Aquí tenemos otra faceta de Chávez, el Chávez banquero. Pero por lo visto, este señor no sabe ‘de la misa la media’.

Nicolás de Zubiría Gómez Ingeniero químico .

Dejar el Banco Mundial sería romper los tratados de inversión bilaterales que Venezuela ha firmado con otros países”.