Archivo

Caminará 795 km por la libertad de su hijo

Ayer, antes de la medianoche, Gustavo Moncayo debió llegar a la zona rural del municipio de Chachagüí (Nariño) luego de haber caminado más de cinco horas desde el centro de Pasto.

20 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Este tramo es apenas el comienzo de un reto que este profesor del Colegio Santo Tomas de Aquino, de Sandoná, se propuso hacer hace una semana y que continuará a las 6 de la mañana de hoy: recorrer a pie los 795 kilómetros que separan a la capital de Nariño de Bogotá para exigirle a las Farc la liberación de su hijo, el cabo segundo del Ejército Pablo Emilio Moncayo, secuestrado por las Farc el 12 de diciembre de 1997, en la toma de Patascoy.

Él y Libio Martínez, otro cabo segundo que también fue plagiado ese mismo día, son los militares que más tiempo llevan en poder de la guerrilla.

Gustavo Moncayo no andará solo. Lo acompañará Yury Tatiana, su hija de 20 años. El objetivo de ambos es llegar a la Plaza de Bolívar de la capital.

Piensan que gastarán 20 días en lograrlo. Durante el trayecto recogerán firmas de apoyo al acuerdo humanitario.

La caminata de Gustavo arrancó oficialmente el domingo en Sandoná. Gastó cerca de cuatro horas en cubrir los 49 kilómetros que separan a la población de Pasto. Pero esperó hasta ayer para comenzar a caminar hacia Bogotá, mientras hacía algunos trámites en la Secretaría de Educación. También aprovechó para ir al médico. Lo encontró bien, a pesar de que nunca se preparó para semejante esfuerzo. Pero eso poco le importa. “Llevo diez años, los mismos que mi hijo casi va a cumplir en poder de la guerrilla, alistándome para esto”, dice.

Como no tienen mucho dinero, él y Yuri dormirán donde los coja la noche.

También esperan que los colombianos se unan a su causa, y para eso abrieron la cuenta 007419498861, de Bancolombia, donde se podrán consignar aportes.

Mientras tanto, él también caminará hasta que los calambres lo dejen para mostrar un mensaje estampado en una camiseta: “Pablo Emilio, desde la libertad estamos contigo. Te quiere, tu familia”.

‘‘ Voy a caminar hasta que los calambres me dejen porque espero que mi hijo reciba este mensaje: Pablo Emilio, desde la libertad estamos contigo. Te quiere, tu familia”.

Gustavo Moncayo, padre de Pablo Emilio Moncayo, cabo secuestrado.