Archivo

La transformación de los pagos

Pagar los servicios públicos domiciliarios en el país dejó de ser una tarea dispendiosa, tal como ocurría hasta hace algunos años. Es tal la cantidad de opciones que tienen los ciudadanos de pagar sus facturas, que generalmente se puede hacer de manera rápida y efectiva.

19 de junio 2007 , 12:00 a.m.

En la actualidad los pagos se pueden realizar a través cajeros automáticos, audio-respuesta, datáfonos, Internet, centros especializados de pago y débitos automáticos, por medio de los cuales las personas autorizan a su banco para que este les pague de forma automática las facturas.

Según estadísticas de Asobancaria, más del 95 por ciento de los servicios públicos en el país se realizan a través del sistema financiero.

Todos ponen La Alcaldía Mayor de Bogotá también ha hecho su aporte con la puesta en marcha de los llamados Cades, Rapicades y Supercades, donde se pueden pagar los recibos vencidos. Según Codensa, en total existen 42 centros de atención de esta índole. Según Jaime Cepeda, director de tesorería de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), se estima que cerca del 60 por ciento de la facturación de esta compañía se realiza a través de estos sitios.

Otra opción reciente que se logró gracias a la alianza que hicieron tanto Codensa, como la EAAB, con Gteh: es el pago en los puntos de venta de la Lotería Baloto. Según Codensa son más 1.000 puntos de pago.

Para cancelar la factura solo se requiere que el ciudadano conozca el número del cliente registrado en la parte superior del recibo.

Más beneficios y ventajas Para directivas de Codensa, “nuestros clientes pueden de esta forma pagar sus recibos en cualquiera de las terminales de venta de Baloto y Chance Pagatodo, sin generar valor adicional”.

Con respecto a la EAAB, la compañía sostiene que en Bogotá por esta vía se benefician 1,6 millones de capitalinos, y de acuerdo con Cepeda, “se trata de un sistema en línea muy seguro, en el que no hay posibilidades de fraude”.

Sumado a esta opción de Baloto, las dos empresas establecieron un convenio con Carrefour, de tal forma que en los almacenes de esta cadena, distribuidos en Bogotá, se pueden pagar sus recibos, inclusive vencidos.

Puntos habilitados Cada firma prestadora tiene sus alternativas individuales. Codensa, por ejemplo, cuenta con 13 centros de atención propios, en los cuales también se recaudan facturas vencidas, más otros 72 puntos de pago rural.

Por su parte, más del millón de usuarios de las Empresas Públicas de Medellín (EEPPM), pueden pagar sus facturas en 33 oficinas de esta y en una red de 13 bancos, 9 cooperativas y 5 almacenes de cadena. Igual están disponible el pago por Internet, datáfonos, cajeros electrónicos, sistema de audio-respuesta y dígito automático.

Luis Guillermo Vélez Álvarez, subdirector de Relaciones con Estados, de EEPPM, indicó que “además, en el segundo semestre de este año, los usuarios residenciales de los estratos bajos tendrán a su disposición un servicio de energía prepagado”.

95 %.

de los pagos correspondientes al cobro de servicios públicos en el país se realizan a través del sistema financiero, según cifras de Asobancaria.