Archivo

Pagarán $ 595.595 millones por los activos improductivos que dejó la crisis financiara

16 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Colombian Capital Recovery Group, un consorcio que integran AIG, Covinoc, Carval Investors y la IFC, se quedaron con las 186.000 obligaciones (créditos) y cerca de 4.200 inmuebles que administraba, la Central de Inversiones, Cisa, filial de Fogafín.

En una subasta pública realizada ayer por Fogafín, estos inversionistas ofrecieron pagar 595.595 millones de pesos, superando el precio que había fijado como base el Gobierno de 319.500 millones de pesos.

“Colombian Capital Recovery Group adquirió un portafolio conformado por seis paquetes, cinco de créditos y uno de inmuebles, los cuales se constituyen en el remanente de activos improductivos que durante la pasada crisis financiera fueron trasladados a Cisa para su saneamiento y recuperación”, dijo el director de Fogafín, Andrés Flórez.

Con su oferta, el consorcio ganador adquirió también una licencia de uso del software desarrollado por Cisa para el manejo, administración y gestión de los créditos, los inmuebles y los procesos judiciales derivados de éstos.

“Esta operación pone fin al capítulo de la crisis financiera que experimentó el país a finales de la década de los años 90, en la medida en que el remanente de activos pasa ahora a manos de un inversionista del sector privado”, dijo Flórez al término de la subasta.

Con esta transacción, el Gobierno da inicio a la creación de un mercado de activos improductivos en Colombia y atrae nueva inversión extranjera al país.

En la oferta también participaron Lehman Brother, Morgan Stanley, Deutche Bank y Respuestas y Soluciones.

El vicepresidente del consorcio Capital Recover Group, José Luis Lascurain, afirmó que los accionistas de este grupo tienen una amplia experiencia a nivel mundial en la administración de bienes siniestrados. Dijo que llegan en una posición muy amigable frente a los deudores de las obligaciones.

EL COMPRADOR