Archivo

Millonario chino construyó un castillo francés en Pekín

Un millonario chino dio rienda suelta a sus sueños más extravagantes erigiendo una copia casi exacta de un château parisino en las afueras de Pekín, donde además acaba de inaugurar una sorprendente exposición de tesoros como una clave que tocó Mozart de niño.

15 de junio 2007 , 12:00 a.m.

La muestra, que permanecerá en el castillo del constructor chino Zhang Yuchen hasta julio, acoge piezas de las colecciones privadas que las familias nobles de Francia –muchas de ellas amigas del magnate chino– nunca antes habían sacado de sus châteaux.

Condes y vizcondes franceses y hasta miembros de la rama gala de la familia Borbón viajaron a Pekín estos días para participar en los actos de inauguración de la muestra, con la que esperan promover el turismo a los castillos del Loira, a las afueras de París y muchos otros de la geografía francesa.

Retratos auténticos de Luis XIV o Luis XV, una rueca que usó una reina de Polonia en el siglo XVIII, un gorro utilizado por un cuñado de Napoleón o inventos sacados de los planos de Leonardo da Vinci son algunos de los objetos que se pueden admirar estos días en el castillo pequinés, que parece plantado en China casi por equivocación.

Su afrancesado dueño, que lo construyó entre el 2001 y el 2004, le puso por nombre Château Laffitte, al igual que uno de los vinos más famosos de Burdeos, y de hecho, en sus sótanos, se encuentra una buena selección de los mejores vinos. EFE