Archivo

Con ‘by-pass’ gástrico se emborrachan más rápido

Las personas que se realizaron un by-pass gástrico se emborrachan más rápido y les lleva más tiempo volver a estar sobrios, según un estudio divulgado ayer.

15 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Investigadores de la Universidad de Stanford descubrieron que el procedimiento, cada vez más común para combatir la obesidad, incrementa los efectos del alcohol.

La investigación la dirigió John Morton, profesor asistente de cirugía en Stanford y que ha realizado más de 1.000 cirugías de este tipo.

Morton decidió averiguar si hay una diferencia entre antes y después de la cirugía, debido a que a un paciente que tomó un vaso de vino lo arrestron por conducir ebrio.

Para medir los efectos del alcohol, los investigadores le dieron a beber cinco onzas de vino a 19 pacientes operados y a 17 personas que no habían pasado por la cirugía gástrica Los operados llegaron a un pico de alcohol en la respiración de 0,08 por ciento comparado con el otro grupo, cuyo nivel máximo fue de 0,05 por ciento. AFP .

TAMAÑO DE NUEZ La cirugía, que reduce el estómago al tamaño de una nuez, también altera la manera en la que se metaboliza el alcohol, según el estudio, que fue presentado en la reunión anual de la sociedad estadounidense de cirugía bariátrica. Unos 150.000 estadounidenses por año se realizan esta cirugía