Archivo

Murió Waldheim, ex líder de la ONU con un oscuro pasado nazi

La sombra del pasado nazi oscureció la última etapa de la vida de Kurt Waldheim, fallecido ayer en Viena, tras una dilatada carrera política que le llevó a la Secretaría General de la ONU y a la Presidencia de Austria. Nacido en 1918 en Sankt Andrä-Wördern, cerca de Viena, cumplió el servicio militar como voluntario bajo el régimen nazi, que se había anexionado a Austria.

15 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Antes de obtener el doctorado en Derecho en 1944, participó en la II Guerra Mundial como miembro de la ‘Wehrmacht’ (Ejército nazi) en Yugoslavia y Grecia, pero este hecho lo ocultó y lo negó desde 1945.

Waldheim fue canciller entre 1968 y 1971, tras ocupar varios puestos en París y Nueva York, donde en 1964 fue nombrado ante la ONU.

En su primer intento de llegar a la Presidencia de Austria, fracasó, al ser derrotado en 1971 por el entonces presidente, el socialista Franz Jonas, pero ese mismo año fue nombrado Secretario General de la ONU y reelegido en 1976.

En una década al frente de la organización puso en práctica varias iniciativas de mediación en conflictos como Chipre, India y Pakistán.

Después, acogió oficialmente en la ONU a Yasser Arafat, líder de la OLP.

Pero Waldheim declaró luego que por la Guerra Fría tuvo escasas opciones de mediación en Oriente Medio, pues se encontraba “entre dos ruedas de molino”, E.U. y la URSS.

Hasta entonces, su imagen parecía intachable y en 1986 ya era presidente de Austria. Pero antes de ganar los comicios, la prensa reveló que había impuesto un velo a su biografía entre 1942 y 1945. Había militado en las tropas hitlerianas y en el sindicato estudiantil nazi, lo que desató fuertes críticas y, por ejemplo, E.U. lo declaró “persona non grata”. En 1988, una comisión internacional de historiadores concluyó que Waldheim sí conocía la existencia de crímenes nazis en su calidad de teniente de ‘Wehrmacht’.

En marzo de ese año, pidió perdón por los delitos de los nazis austríacos.