Archivo

Cleveland aún no está muerto

Esta noche, los Cavaliers reciben a los Spurs en el tercer juego de las Finales de la NBA, que San Antonio gana 2-0. En la historia de la liga, de los 28 equipos que han llegado a un tercer juego perdiendo la serie 2 a 0, solo tres se han logrado recuperar y ganar las finales: Los Celtics de Boston en 1969; los Trail Blazers de Portland en 1977 y los Heat de Miami en el 2006.

12 de junio 2007 , 12:00 a.m.

La verdad es que los Cavaliers no son los Celtics, que ganaban su trofeo numero 11 en 13 años. Tampoco tienen un técnico como Jack Ramsey en los Trail Blazers y por supuesto, Mike Brown tampoco es Pat Riley, ni Zydrunas Ilgauskas es Shaquille O’Neal y todavía LeBron James no ha jugado como Dwayne Wade lo hizo contra Dallas. ¿Entonces todo esta consumado? No tan rapido. Aunque los Cavaliers están en estado de coma, todavía hay luz al final del túnel.

Los poderosos Spurs han tenido problemas al enfrentar a una alineación small (baja) que utiliza Mike Brown con LeBron James, Anderson Varejao, Daniel Gibson, Damon Jones y Donyell Marshall. Este grupo ha logrado colapsar la supuestamente inexpugnable defensa de San Antonio con sus lanzamientos de tres.

Cuando esos cinco están en el campo, Cleveland sale mucho mejor con el balón en las descolgadas, cogiendo la defensa de los Spurs con la guardia abajo.

Gibson tiene un promedio de 15,5 puntos en las finales, y junto con Jones y Marshall han convertido 8 de 18 de triples. Con ellos adentro, James encuentra el espacio para maniobrar, demostrando que con una pequeña luz en la zona, el ‘Rey’ es imparable