Archivo

Construcción: Colombia y Latinoamérica

Desde el año 2001, el sector de la construcción ha liderado el crecimiento de la economía nacional. Atrás ha quedado la crisis de 1999-2000, donde la pérdida de confianza precedió la depresión más grande que haya tenido nuestro sector.

11 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Hoy, tenemos tasas de crecimiento de la actividad edificadora del 12 por ciento, un aumento en el área licenciada del 25 por ciento, superando los 17 millones de metros cuadrados en los últimos 12 meses a marzo, un aumento en área iniciada del 22 por ciento y un ascenso permanente en desembolsos hipotecarios, confirman que el sector está contribuyendo destacadamente a la dinámica económica del país.

El entorno actual es optimista y se fundamenta en mejores condiciones de seguridad, con tasas de interés en niveles históricamente bajos, una inversión que ya alcanzó el 25 por ciento del Producto Interno Bruto y un crecimiento general cercano al 7 por ciento.

Sin embargo, la historia reciente de Colombia indica que la oferta del sector edificador en metros cuadrados por habitante está hoy un 20 por ciento por debajo de la cifra reportada en 1995. En relación con el metraje licenciado por cada mil personas encontramos que estamos 13 por ciento por debajo de la cifra alcanzada hace 14 años.

A nivel latinoamericano, Colombia ocupa el sexto lugar en el PIB de la construcción por habitante, siendo sobrepasada ampliamente por Brasil, México, Argentina y Chile.

La relación de la cartera hipotecaria y el PIB Nacional se situó en Colombia en el 2006 en 4,4 por ciento, mientras que en los Estados Unidos fue de 80 por ciento, en México 27 por ciento y en Perú 11 por ciento. No tenemos duda que el sector sabrá aprovechar estos espacios para continuar creciendo.

Las proyecciones de Camacol, Fedesarrollo y Anif muestran tasas de crecimiento que en promedio se sitúan en niveles superiores al 9 por ciento para los próximos 3 años.

Hoy contamos además con empresarios organizados, capaces de planificar a largo plazo y, sobre todo, con arraigadas estrategias para minimizar el riesgo en los nuevos proyectos.

Continuaremos nuestro empeño por señalar las estrategias que en nuestra opinión deberá poner en marcha el Estado en su conjunto para garantizar, sin errar, una senda positiva y sostenible para el sector y el país.

Entre las más importantes destacamos la construcción de un marco jurídico estable, la eliminación de barreras que impiden un mayor acceso al crédito hipotecario, el desarrollo de programas que permitan contar con nuevos suelos para el desarrollo de grandes proyectos, la eliminación de trámites innecesarios y la búsqueda de estrategias que nos hagan más competitivos, en donde la noción de rentabilidad sea la base para abastecer el mercado de los hogares pobres.

Estos derroteros los marca el nuevo Plan de Desarrollo aprobado por el Congreso de la República y confiamos que con su pronta implementación Colombia logrará mantenerse en la tan anhelada senda de crecimiento, empleo y equidad.

*Columna de la Fundación Buen Gobierno.

Presidenta Ejecutiva Camacol .

"La historia reciente de Colombia indica que la oferta del sector edificador en metros cuadrados por habitante está hoy un 20 por ciento por debajo de la cifra reportada en 1995”.