Archivo

Sigue encendida polémica por llamadas de Uribe

La agitación política por la llamada que hizo el presidente Álvaro Uribe a la convención de Cambio Radical desde el avión presidencial no se detiene. Y tampoco paran las opiniones a favor y en contra del Presidente, que ante la imposibilidad de hacerse presente en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, de Bogotá, porque venía en camino desde Nueva York, decidió comunicarse con los asistentes a través de una especie de teleconferencia.

11 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Jorge Enrique Robledo, vocero en el Senado del Polo, dijo ayer que el procurador Edgardo Maya debe actuar de oficio “porque está cogido (el Presidente) en flagrancia”.

Para él, lo más grave es que además de ser una clara intervención en política del Presidente su llamada tuvo una connotación clientelista.

Se refiere al hecho de que el mandatario dijo que a través de Enrique Peñalosa (candidato a la alcaldía de Bogotá) quería darle la noticia a la ciudad de la inclusión, en el proyecto de presupuesto del 2008, para Ciudad Segundo Centenario.

Los más fuertes contendores de Peñalosa reaccionaron.

La precandidata a la alcaldía por el Polo, María Emma Mejía, reiteró ayer que su intención al enviarle una carta al Procurador es que él le llame la atención al Presidente para que no vuelva a pasar porque su conducta “es un desconocimiento de la democracia”. “Para mí es una reflexión porque no creo que nos vayan a dar televisión para decir que el Presidente se compromete a apoyar nuestros propuestas”, dijo Mejía.

El otro precandidato del Polo, Samuel Moreno, interpreta lo dicho por Uribe como una debilidad de Peñalosa, “que tiene que acudir a una convención para que el Presidente le eche una manito”.

Pero los que están al lado de Uribe, aseguran que él no pidió apoyo por un candidato.

El jefe de Cambio Radical, Germán Vargas, afirmó que era un evento eminentemente programático y que es natural que salude a los asistentes.“Él les recordó a los bogotanos, porque estábamos en una convención en Bogotá, que se habían incorporado recursos, que se van a ejecutar, independientemente de quién resulte alcalde”, dijo.

El asesor presidencial José Obdulio Gaviria, por su parte, aseguró que este es un debate recurrente en el país y que para él, tanto Presidentes como alcaldes y gobernadores deben tener una fuerte influencia sobre la vida nacional,, siempre y cuando sea dentro de la ley y la Constitución.

El problema es que no todos están convencidos de que fue dentro de la ley.

Los analistas Fernando Giraldo y Pedro Medellín aseguran que la actuación de Uribe fue una abierta participación en política y que no pasará nada si es denunciado. “Lamentablemente el Presidente ha quebrado de tal forma la institucionalidad política, que no hay ningún organismo de control político que esté en capacidad de castigar o atajar esas actuaciones”, dijo Medellín.

¿Por qué se investiga a un Presidente?.

El ex procurador Jaime Bernal recordó que el artículo 175 de la Constitución establece en varios numerales lo que se consideran conductas delictuosas del Presi- dente y las faltas que constituyen mala conducta. Explicó que cuando se habla de mala conducta del Presidente se equiparan a faltas gravísimas establecidas en el Código Único Disciplinario. Dentro de esas faltas están dos comportamientos especialmente: uno, intervención en los grupos políticos y otra, en la coacción ejercida sobre personas para que voten por determinado candidato.

En consecuencia, si le demuestran que cometió una de estas faltas constituyen mala conducta.

Si comete falta gravísima originan destitución y, en ocasiones, la Constitución establece la pérdida de derechos y funciones públicas. Según Bernal, la Constitución establece que el juez natural del Presidente es el Congreso. Y si se trata de delito se compulsan co- pias a la Corte Suprema.

Para el ex procurador, la única función de la Procuraduría es dirigir una carta al Congreso, el juez natural del Presidente.

LA POLÉMICA POR LO QUE DIJO URIBE, EN FRASES.

‘‘Considero que presidentes y gobernadores deben tener una fuerte influencia en la vida nacional”.

José Obdulio Gaviria.

‘‘ El Procurador debe actuar de oficio porque está cogido (el Presidente) en flagrancia”.

Jorge Robledo, senador.

‘‘ ...(Uribe) ha quebrado de tal forma la institucionalidad, que no hay un organismo capaz de atajar la actuación”.

Pedro Medellín.

En el 70, Lleras R. fue sancionado .

En el país existe un antecedente de una sanción recibida por un presidente por intervenir en política. En 1970, Carlos Lleras Restrepo fue amonestado por el procurador Mario Aramburo, quien además le impuso una multa cercana a los 5 mil pesos.

Lo que ocurrió en aquella época es que Lleras, en un discurso que pronunció en Ciudad Kennedy, favorecía la candidatura de Misael Pastrana (del Frente Nacional) y atacaba a Rojas Pinilla (de Anapo). Aramburo le llamó públicamente la atención pidiéndole abstenerse de intervenir en el debate electoral. Después del hecho, el Procurador renunció, pero Lleras no le aceptó la dimisión.