Archivo

Y pasó de ‘peor cuentero’ a premio de dramaturgia

Nicki y Lorinna se topan en un bar. Están en mesas diferentes. Se miran. Se acercan. Bailan. Se besan. Termina la canción. Van al WC del bar. Se fornican. Se besan. Nicki: Adiós.

11 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Lorinna: Si no se dice hola, no es necesario decir adiós.

La escena hace parte de Cuentos dulces para niñas hipoglicémicas, una obra de teatro con algo de poesía, humor y hasta absurdo, que le sirvió a Juan David Pascuales, un escritor de 26 años, de Medellín, poder ganar el Premio Colombo-Francés de Dramaturgia 2007.

El premio lo apoya el Ministerio de Cultura Nacional, la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deportes de Bogotá, la Embajada de Francia en Colombia y la Alianza Colombo-Francesa.

La obra de Pascuales se destacó entre otras 85 propuestas de todo el país.

Según el jurado “detrás de una obra dramática original existe un creador que se expresa desde su cultura, su ‘enciclopedia’ intelectual, su formación artística y elementos creativos más la fuerza y la riqueza analógica del lenguaje (…)”.

“Es una obra que relata los episodios más coloridos de la vida de tres damitas hijas de don Esaú Jekill, que estuvo 22 años en prisión por un absurdo”, dice el escritor.

Así, la pieza se centra en los avatares amorosos de Lucía, Lilita y Lorina.

Y tomó forma en las aulas de la facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia.

Allí, Pascuales pasó siete semestres de una carrera que abandonó por las letras. “Cuando empecé a pasar la carta de cancelación entre los profesores, dijeron que estaban contentos porque no era lo mío”, recuerda.

De allí, y con pocos pesos en el bolsillo, comenzó a escribir cuentos que incluían panfletos de un grupo imaginario: El Ejército de los Tomates Podridos, una facción del comando CCC (Cerveza, Cexo y Comunismo) cuyo líder es precisamente Don Esaú Jekill.

El autor casi vuelve al derecho cuando en el 2005 terminó como el peor cuentero en el Encuentro Iberoamericano en Bucaramanga.

Pero no desistió y al saber de la convocatoria, recogió los relatos y recordó a una niña de 13 años con hipoglicemia que conoció hace tiempo.

“Recordé los escritos que le hice para aliviar su dolor y me surgió la idea de la pieza. Es una obra que no es solo teatro, va más allá y puede ser leída por cualquiera”, asegura.

Ahora, Pascuales espera disfrutar una pasantía de un mes por Francia, demás de los 15 millones del premio. Por eso, estudia en la Academia Colombo Francesa.

“Y espero, algún día, poder ver en las tablas mi obra no solo en una sala de Medellín sino en cualquier lugar del mundo”, concluye.

Javier Agudelo - EL TIEMPO.

UN PREMIO PARA INCENTIVAR LA DRAMATURGIA.

El Premio Colombo-Francés de Dramaturgia nació hace un año para incentivar la escritura teatral en el país.

Además de Juan David Pascuales, fueron reconocidos los escritores Carlos Alberto Molano Monsalve con su obra ‘Iré vestida de carmín’ y Javier Hernán Gutiérrez Rodríguez con ‘La Casa’.

El premio tiene una segunda parte cuya convocatoria irá del 15 de junio hata el 15 de agosto. Se podrán postular diferentes instituciones teatrales del país, con una propuesta de montaje de una de las tres obras seleccionadas.

El grupo ganador recibirá 40 millones de pesos para cubrir los gastos de la puesta en escena, que deberá desarrollarse en seis meses.

Informes: www.bogota.alianzafrancesa.org.co.