Archivo

Las regiones en Bogotá

Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma. Si el centralismo muchas veces deja en el olvido a las regiones, las regiones vienen a Bogotá. Y no de cualquier manera, sino con lo mejor de sus productos, de su folclor y de sus gentes. Visitar la Feria de las Colonias, en su séptima edición en Corferias, es hacer un fascinante recorrido por nuestros departamentos. Cada uno se ha esforzado por mostrar lo mejor del ingenio y laboriosidad de nuestras gentes de la provincia, su agroindustria, sus proyectos turísticos y culturales, los productos de su tierra, su arte, su folclor, su gastronomía.

11 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Con el Meta como departamento invitado, el feriante se ve gratamente sorprendido con el rico folclor de esta bella región, expuesto por más de 250 bailarines infantiles, juveniles y de mayores, grupos de música, cantantes y su riqueza productiva, además de una manga para el tradicional coleo.

Además de los más de 700 expositores de todo el país, no solo del sector con tecnología sino de ese país maravilloso que talla, teje, pinta, curte y cose, la feria constituye una alentadora fotografía de nuestra rica diversidad. Hay que ver a nuestros indígenas mostrar con orgullo el maravilloso producto de la herencia milenaria de sus comunidades.

Y cómo no complacer a esas campesinas cundiboyacenses o del Tolima o de los Santanderes, con su amable rostro y su orgullo tan típico como sus viandas, cuando ofrecen sus platos tradicionales. Allí deben acudir no solo los bogotanos a admirar, comprar y consumir. Sino la dirigencia nacional, política y empresarial, para que al palpar el coraje de nuestras gentes, sientan más el compromiso por las regiones y vean la forma de impulsar proyectos productivos y de mediana industria, pues mano de obra y empuje es lo que sobran en esta patria.

editorial@eltiempo.com.co