Archivo

Gremio ganadero da la mano al Casanare

El presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan), José Félix Lafaurie y el gobernador de Casanare, Whitman Porras, suscribieron ayer un convenio de modernización de la ganadería en el departamento por valor de 2.400 millones de pesos, con el fin de mejorar la productividad y rentabilidad de la explotación del sector en el departamento.

09 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Así, Fedegan prestará asesoría a 1.000 fincas ganaderas en temas como nutrición y manejo de praderas, salud, manejo del hato y sistematización y análisis de la información.

Por su parte, la gobernación considera importante adelantar todo un plan de sacrificio de alta calidad, aprovechando la infraestructura existente, generando así más empleo.

Otra de las metas a corto plazo es comercializar carne despostada y en canal a otras regiones el país, buscando darle valor agregado al producto.

Uno de los puntos en los que más insistirá el Casanare, será en la transformación y comercialización de los subproductos como embutidos, cueros, rumen y desechos utilizables, con el fin de consolidar la cadena ganadera.

El gobierno departamental realizará un diagnóstico sobre el hato ganadero con la caracterización de 2.500 predios utilizados para la ganadería y tipificar así las condiciones de explotación y rentabilidad.

El programa capacitará a 1.000 ganaderos amigos del esquema en una finca casanareña con el fin de concientizarlos de la importancia de ser cada vez más competitivos.

De igual forma se contempla la compra a través del IFC (Instituto Financiero del Casanare), de novillas preñadas para ser entregadas mediante contratos de cuentas en participación a los ganaderos aliados, esquema similar a como funcionaron los fondos ganaderos.

La gobernación transferirá tecnología, acompañamiento, asistencia técnica y sanidad a los productores de bovinos.

Voceros de la gobernación aseguran que los resultados deben arrojar saldos favorables en el corto y mediano plazos por lo que esperan implementar un programa de desarrollo ganadero para mejorar todos los indicadores de productividad, competitividad y rentabilidad dentro del marco Plan Estratégico de la Ganadería (Pega 2019) de Fedegan.

La modernización de la cadena cárnica y su industrialización serán las grandes bases de una economía, que antes que los hidrocarburos le dio riqueza y desarrollo al departamento.

La Secretaría de Agricultura busca que de manera integral se recupere la actividad ganadera con el repoblamiento bovino para que este sirva también de base para la compra y mejoramiento de praderas.

Será prioridad el mejoramiento de la nutrición con las mejoras en lotes y manejo de pasturas nativas que ayuden con el engorde del ganado, conservando una carne limpia y rica en proteínas para el consumidor final.

Para este proyecto, el gobierno casanareño contempla facilidades crediticias como préstamos blandos y al apalancamiento de garantías para que se constituyan 100 bancos de maquinaria agrícola.

Una de las exigencias de la nueva ganadería será el trabajo natural con fines de mejoramiento genético para lo que se acudirá a prácticas de sanidad preventiva con monta natural e inseminación artificial tecnificada.

Con la política de tecnificación se contempla también la transferencia de embriones con requerimiento de alto manejo tecnológico.

Juan Carlos Domínguez.

Zona ganadera por excelencia La población bovina del Casanare se encuentra distribuida en 11.098 fincas, de las cuales el 5,87 por ciento mantiene menos de 25 cabezas, el 38,13 por ciento tiene entre 100 y 500 cabezas y solo el 38,11 por ciento de los terrenos tienen la tercera parte del inventario ganadero departamental, es decir, más de 500 cabezas por predio.

En cuanto a la distribución social de la ganadería, el 62,7 por ciento son pequeños productores, el 28,7 por ciento son medianos y solo el 8,6 por ciento son grandes ganaderos, quienes poseen el 56,36 por ciento del hato de departamento, es decir 901.925 cabezas, según reporte de Fedegán.

Este departamento es el tercer productor nacional de ganado con 1’629.200 cabezas de bovinos después de Córdoba y Antioquia.

1’629.200 cabezas de ganado es el hato del Casanare, distribuido en 11.098 fincas de las cuales 5,87 por ciento mantiene menos de 25 cabezas y 38,13 por ciento, entre 100 y 500 animales. Del total 901.925 animales son de los grandes productores, es decir el 56,36 por ciento del hato