Archivo

Envenenan a perros y cobran por vigilancia

Hombres vestidos de negro, armados y en motocicletas serían los responsables de las muertes de 30 perros y 10 gatos envenenados en las últimas dos semanas en el barrio El Pablón de Bucaramanga, situado en la deprimida zona periférica de la capital santandereana.

09 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Habitantes del sector denunciaron la cacería ilegal que se registra desde hace 15 días. “Se identifican como ‘Águilas Negras’ y en la madrugada arrojan trozos de salchichón a los lugares donde se concentran los animales.

Además, cobran cuotas semanales dizque para protegernos”, dijeron habitantes de El Pablón.

La gente pide la presencia de la Policía y de funcionarios de la Secretaría de Salud del Municipio que evalúen la situación que puede generar una epidemia.

Pero no todos los residentes de El Pablón están en contra esta acción criminal. Jorge Rodríguez, y varios vecinos suyos, dijeron estar de acuerdo con el envenenamiento de las mascotas porque, según ellos, los animales proliferan en el barrio sin ningún tipo de control.

El coronel Julio Cesar Santoyo, comandante operativo de la Policía en Santander, dijo que no ha recibido ninguna denuncia sobre el envenenamiento, ni acerca de las ‘Águilas Negras’.

“La gente tiene que denunciar porque esa gente llega ofreciendo una seguridad que no es legal. Empiezan con una cuota y después los sacan de las casas”, afirmó Santoyo.