Archivo

Sarkozy consiguió apoyo a Uribe en G-8

El ‘lobby’ del presidente francés Nicolas Sarkozy ante el G-8 para que respalde al presidente Álvaro Uribe en su decisión de excarcelar de manera unilateral a guerrilleros de las Farc dio resultado, y se concretaría en un pronunciamiento público hoy, cuando termina en Heiligendamm el encuentro de los países más industrializados y Rusia.

08 de junio 2007 , 12:00 a.m.

"He obtenido un comunicado muy importante que apoya los esfuerzos del presidente Uribe", señaló Sarkozy ayer, según la agencia Efe.

De acuerdo con las mismas informaciones, el Presidente francés explicó que el pronunciamiento del G-8 "muestra su agradecimiento a Uribe y hace presión sobre las Farc para que negocien una solución humanitaria al problema de (Íngrid) Betancourt, incluso si su nombre no está citado expresamente".

Sarkozy cumple así la promesa que le hizo a Uribe, de buscar ese apoyo, luego de que este, por solicitud suya, excarceló al guerrillero Rodrigo Granda, la ficha más importante de las Farc en las cárceles colombianas. Fue liberado sin que para ello tuviera que renunciar al grupo armado y de él se espera alguna gestión por los secuestrados.

Conseguir el comunicado del G-8, habría dicho Sarkozy, “no fue fácil”, pues Japón y Estados Unidos tienen ciudadanos secuestrados en otros países, y "hay que tener en consideración" a los demás miembros del grupo.

Cabildeo al margen de agenda La gestión del Presidente francés por Uribe ha sido mediante reuniones independientes con sus colegas del G-8 en los últimos días, en París y Heiligendamm.

David Martinon, el portavoz del presidente galo, relató que Sarkozy ya había sostenido un encuentro bilateral en París con el mandatario de Canadá, Stephan Harper, y que tan pronto llegó a Heiligendamm y antes de que se iniciara el encuentro del G-8 habló con la anfitriona de la cumbre, la canciller alemana, Ángela Merkel, y con el primer ministro japonés, Schinzo Abe.

También anunció que Sarkozy tratará hoy el tema con el presidente de México, Felipe Calderón, quien participará en una reunión del G-8 con el grupo de países invitados, del que hace parte con Brasil, China, India, y Sudáfrica.

EL TIEMPO consultó a las delegaciones que acompañan a los mandatarios de Alemania y Japón sobre la reacción de estos a la diligencia de Sarkozy y estableció que la petición francesa no quedó registrada ni en el acta diplomática de la reunion bilateral con Alemania, ni en la de Japón.

Las actas son una especie de bitácora de la conversación en las que funcionarios de cada una de las delegaciones consignan los asuntos tratados en la reunión bilateral.

La ausencia de referencias al tema de Colombia en las actas fue también confirmada por fuentes de las delegaciones de los gobiernos alemán y japonés. Aduciendo la ausencia de esas referencias y el desconocimiento del tema, ambos diplomáticos declinaron hacer comentarios.

Günther Meihold, director adjunto de la Fundación Ciencia y Política de Berlín, explica que el hecho de que no se haya registrado lo de Colombia significaría que la alusión se hizo en un ambiente extremadamente informal.

También, que no se encontró consenso entre la delegación receptora para ser tenida en cuenta.

“En los escenarios diplomáticos, los temas de última hora solo entran en las actas cuando su importancia para los dos países se impone”, complementa el analista.

Con información de Efe.

‘‘He obtenido un comunicado muy importante que apoya los esfuerzos del presidente Uribe...Hace presión sobre las Farc por una salida humanitaria” Nicolas Sarkozy Presidente de Francia.

‘No he hablado con el secretariado’.

En entrevista con Telesur, canal financiado por Venezuela, el guerrillero ‘Rodrigo Granda’ contó que el Gobierno le propuso liderar la excarcelación y firmar un documento en el que renunciaba a las Farc.

También dijo que le propusieron llevarlo a una embajada. “Como no acepté, entonces alegaron que por pedido de Sarkozy y por razones de Estado me iban a excarcelar”, le dijo al canal.

Así mismo, por segunda vez en las últimas 24 horas, Granda insistió públicamente en que sigue siendo leal a las Farc.

“ ‘Manuel Marulanda Vélez’ debe estar tranquilo. Aquí no se ha cedido en nada”, dijo a periodistas en el Episcopado, en Bogotá.

Agregó que aún no ha tenido contacto con el secretariado, que “debe dar las orientaciones”, y calificó como un “montaje” del Gobierno la medida de excarcelar a guerrilleros.

¿Qué se busca con el respaldo? .

Análisis Si los términos del comunicado del G-8 van a ser como los planteó ayer el presidente Nicolas Sarkozy, desde todo punto de vista el presidente Álvaro Uribe gana.

No solo porque países poderosos (Alemania, Francia, Reino Unido, Japón, Italia, Canadá, Rusia y Estados Unidos) reconocerán la excarcelación de guerrilleros de las Farc como un buen gesto del mandatario colombiano por los secuestrados, sino porque, como se esperaba, la presión de la comunidad internacional se volcará sobre esa guerrilla.

La pregunta ahora es si la búsqueda de apoyo para una decisión criticada por quienes creen que no servirá para el regreso de los secuestrados apunta a legitimar una acción de fuerza en el futuro.

Con la excarcelación, de hecho, Uribe deja claro ante el mundo que está haciendo lo humanamente posible por los secuestrados y que lo que pase en adelante es responsabilidad de las Farc.