Archivo

La sencillez de un hombre Cartier

Cartier es sinónimo de exclusividad. Por eso, cuando se habla del presidente de esta marca francesa para América Latina y el Caribe se piensa en un señor muy elegante, pero distante, frío.

08 de junio 2007 , 12:00 a.m.

No obstante, al conversar con Christophe Maincourt, quien ostenta este cargo, se confirma que es un hombre muy elegante, pero nada distante y menos, frío. Al contrario, este francés, que viene cada año a Colombia y la ha recorrido más que muchos colombianos, es un hombre sencillo que se considera un poco colombiano. No es para menos. Se casó hace 17 años con una caldense y, por cuestiones de su trabajo, ha estado ligado al país.

Su reciente visita, de dos días, tuvo dos motivos: Apoyar a la fundación de Juanes, Mi Sangre, y lanzar una nueva fragancia de la marca, Delicias de Cartier.

El trabajo con Mi Sangre consiste en donar 100 dólares por cada manilla que se venda –diseñada en oro blanco especialmente para esta causa– a la fundación. La presentación de esta alianza se hará hoy, cuando Cartier celebra su Loveday (Día del amor). “Entendido como un acto de ofrecer. Es gratificante cuando uno entrega”, dice Maincourt en perfecto español.

Se trata de una acción de la marca que nació hace un año y que busca apoyar a distintas fundaciones de varios países de América Latina. Además de dar este dinero por la manilla, Cartier destinará a esta fundación el 10 por ciento de las ventas de una semana de sus productos.

“La idea es seguir apoyando esta obra, porque nos parece seria y organizada y realiza una misión excepcional”, agrega el alto ejecutivo.

Por otro lado, este francés de 49 años, que trabajó en Christian Dior y que desde hace 17 años está vinculado a Cartier, adelantó qua la única tienda de la marca que hay en Colombia, será ampliada. “Después de 12 años en Bogotá es hora de modernizarla”.

Felipe Caicedo / EL TIEMPO.

SOBRE LA ELEGANCIA Y LOS AROMAS.

Para Christophe Maincourt, la elegancia de una mujer está en el equilibrio.

Que lleve accesorios, pero que sepa lucirlos y mezclarlos. En ese sentido, considera que las colombianas son elegantes. Pero más allá de eso, cree que su buen estilo, y el de los colombianos en general, se nota mucho más en su cultura. Se refiere a que considera que el nivel de conocimientos y estudios de los colombianos es alto y, para él, la educación también es elegancia.

Sobre la elección de un perfume, cree que esto se debe hacer pensando en qué es lo que se quiere transmitir con el aroma. Eso sí, opina que lo más importante es que ese perfume le guste a su pareja.

''Cuando recibimos también tenemos que dar. Es gratificante entregar a los demás. Por eso celebramos el ‘Loveday’” Christophe Maincourt, presidente de Cartier para América Latina.