Archivo

Brújula. Victoria pírrica

A comienzos de esta semana el banco de inversión JP Morgan reveló que el llamado índice Embi, que mide el nivel de riesgo de los títulos de deuda que emiten los países en los mercados internacionales, había llegado a su nivel más bajo en el caso de Colombia. Así, el Embi del país se ubicó en 108 puntos base, es decir algo más de un punto porcentual de lo que rentan los bonos del Tesoro de los Estados Unidos.

06 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Algo similar le ocurrió a México cuyo Embi llegó a 70 puntos base, mientras que los de Argentina y Brasil llegaron a 269 y 139 puntos, respectivamente, también con tendencia a la baja. Así las cosas, todo sugeriría que la confianza de los mercados en buena parte de las naciones de América Latina está en el punto más alto de su historia.

Sí y no, responden los expertos. Aunque es cierto que los niveles observados son muy inferiores a aquellos de mediados de 2002, cuando los títulos de deuda de varios países superaron con facilidad la marca de los 500 puntos base, en esta ocasión lo ocurrido tiene que ver más con las alzas en los bonos norteamericanos que con la disminución de la percepción de riesgo, sostiene la firma de bolsa Corredores Asociados.

Pero más allá de cuál sea la causa, este logro cae dentro de la categoría de una victoria pírrica. Y es que a raíz de lo ocurrido con el dólar, la estrategia del Ministerio de Hacienda es limitar las emisiones de deuda en el exterior y, de lo posible, hacer prepagos de préstamos recibidos de entidades multilaterales, tal como fue confirmado por la Dirección de Crédito Público hace unos días.

Dicho en otras palabras, habría espacio para colocar deuda externa a menor costo que en el pasado, pero las circunstancias de la tasa de cambio no lo hacen aconsejable. Todo nos llega tarde, decía el poeta.