Archivo

Latinos son hoy 7% de la fuerza laboral de España

Los inmigrantes latinoamericanos que trabajan en España enviaron en el 2006 a sus países de origen 3.730 millones de euros (unos 5.000 millones de dólares) en remesas, que sirvieron para ayudar a unas ocho millones de personas al otro lado del Atlántico.

06 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Esta es una de las principales conclusiones de la primera encuesta sobre el envío de remesas desde España a Latinoamérica, realizada por la consultora Bendixen y Asociados para el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), que ayer fue presentada en Madrid.

Según explicaron el consultor Sergio Bendixen y el gerente del Fomin, Donald F. Terry, si se mantiene esta tendencia, los envíos de remesas a Latinoamérica alcanzarán los 5.000 millones de euros (unos 6.700 millones de dólares) en el 2010.

De acuerdo con estos datos, hoy viven en España 1,82 millones de inmigrantes latinoamericanos adultos, una población que constituye el 7 por ciento de la fuerza laboral española y que se ha triplicado en cinco años, ya que ha pasado de algo menos de medio millón en el 2001 a un poco más de 1,5 millones en enero del 2006.

Las remesas constituyen ya el principal motor del crecimiento económico latinoamericano, hasta el punto de que superan la inversión extranjera directa, y gran parte de ellas se utilizan no solo para el mero sustento, como ocurría hace años, sino para pagar préstamos hipotecarios, para obtener microfinanciación y para abrir cuentas de ahorro que permiten a los receptores acceder al crédito.

Los inmigrantes latinoamericanos no solo contribuyen al desarrollo económico de sus respectivos países, sino también al de España, ya que, según el estudio, de los 30.000 millones de euros (40.600 millones de dólares) que generan anualmente los latinoamericanos, el 90 por ciento se queda en sus lugares de residencia.

Además, el 70 por ciento de estas personas contribuyen a la Seguridad Social, porcentaje que crece hasta el 85-90 por ciento cuando llevan trabajando más de tres años.

Por regiones, Madrid es la que acoge una mayor población inmigrante de procedencia latinoamericana, 470.0000, personas, seguida de Cataluña y Valencia, con 391.000 y 196.000, respectivamente.

La mayoría trabajan en empleos como el servicio doméstico, la hostelería, la construcción, y envían a casa aproximadamente el 15 por ciento de lo que ganan, según el estudio.

La mayor parte de este dinero, un 61 por ciento, llega a sus destinatarios a través de remesadoras, que cobran un 2 por ciento del envío. EFE