Archivo

Granda quedó libre sin renunciar a Farc

Con una frase, el presidente Álvaro Uribe intentó responder ayer al suspenso en el que mantuvo al país por casi 15 días, cuando invocó una “razón de Estado” para la excarcelación de guerrilleros de las Farc, antes del 7 de junio. “Todo lo que he dicho esta noche son razones. Razones de la más alta conveniencia pública”, contestó al ser pre-guntado sobre la anunciada razón de Estado.

05 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Esa fue la última pregunta, tras cerca de una hora de alocución televisada al país con rueda de prensa en la que estuvieron presentes en la Casa de Nariño cuerpo diplomático y periodistas.

Y fue ahí cuando reiteró lo que fue una constante durante su intervención: que su “gesto humanitario unilateral” era una manera de buscar la liberación de los secuestrados en poder de la guerrilla sin poner en riesgo su política de seguridad democrática.

Por eso, explicó, mantiene “dos inamovibles”: no despejar territorios y exigir a los insurgentes liberados el compromiso de no volver a delinquir.

Esas palabras ratifican que el Presidente no está dispuesto a ceder a las condiciones que pone la guerrilla para el intercambio humanitario.

Trató de desmontar las interpretaciones que hablan de que su propuesta de liberación masiva de guerrilleros era una cortina de humo o un bajarle presión a su idea de excarcelar parapolíticos.

Explicó que lo hizo en este momento para evitar que se ligara a elecciones de octubre en Colombia, a las locales de Francia y lejos de las presidenciales del 2010. “Nunca he engañado a mi patria”, enfatizó.

Uribe no le preguntó a Sarkozy En los primeros 15 minutos de alocución, el jefe de Estado hizo un recuento de sus cuatro diálogos telefónicos con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y ratificó prácticamente todo lo revelado por EL TIEMPO en los últimos días.

Confirmó que el llamado ‘canciller de las Farc’, ‘Rodrigo Granda’, no estaba en los planes de liberación, pero que entró en ellos por petición de Sarkozy. Y dio la noticia de que ‘Granda’, liberado ayer a las 3:30 de la tarde, no renunció a las Farc y por eso, a diferencia de los 184 guerrilleros que ayer firmaron su acta de retiro de ese grupo armado, que recibieron el indulto, a ‘Granda’ simplemente le ofreció “garantías” para ser “gestor de paz”.

Uribe contó que la última conversación telefónica con Sarkozy tuvo lugar ayer y en ella le agradeció la liberación de Granda. Incluso, una vez terminó el Presidente su alocución, un despacho urgente de París, registró un comunicado del Gobierno francés que calificó de “muy importante y valiente” la decisión de Uribe. El presidente colombiano dijo no haberle preguntado a Sarkozy para qué quería libre al guerrillero. “Primó la confianza sobre la curiosidad”, afirmó.

¿Qué va a pasar en el G-8? En su relato de lo que han sido estos 10 días, Uribe comentó que hizo consultas con todas las instituciones (Procuraduría, Fiscalía, cortes y partidos políticos), pero fue enfático al mencionar las que tuvo con la cúpula militar y de Policía: “Examinamos el tema de la liberación unilateral, como gesto humanitario. Lo hicimos cuidadosamente, teniendo en cuenta que este gesto humanitario tiene que fortalecer más aún la política de seguridad democrática nacional e internacionalmente. Liberarla de cualquier complejo que surja del hecho de avanzar en la lucha militar y policiva por la seguridad sin gestos humanitarios” La analista internacional Laura Gil plantea: “Para mí es el preámbulo de un rescate militar, en unos meses, en caso de que ‘Granda’ no haya logrado (...) es muy diferente correr el riesgo de perder a Íngrid durante un rescate después de este gesto humanitario”. Y agrega: “No hay que olvidar que el ministro de exteriores de Francia es uno de los papás del uso de la fuerza por razones humanitarias”.

Precisamente Uribe se refirió específicamente a la reunión de los países occidentales más poderosos, los del G-8: “Hoy Sarkozy me dio las gracias (por la liberación de ‘Granda’), que le diría al mundo que (...) se propone apoyar a Colombia y que esta decisión la apoye (...) el G-8, los líderes del planeta”.

LAS PREGUNTAS QUE QUEDARON PENDIENTES.

No habló de la ‘razón de Estado’ .

El Presidente no explicó por qué los guerrilleros debían estar libres antes del 7 de junio, como lo argumentó, por una “razón de Estado”. Trató de decir que se debía hacer con anticipación para no generar suspicacias sobre las elecciones en Colombia y en Francia. De todas maneras dejó entrever que tiene relación con la reunión del G-8 que se inaugura el miércoles y comienza en forma el jueves. “Sarkozy me dijo que le diría al mundo que Colombia accedió a esa petición suya (liberar a ‘Granda’), que se propone apoyar a Colombia y que esta decisión la apoyen (...) el G-8, los líderes del planeta”. No habló de jalón de orejas que le habría hecho Sarkozy cuando Uribe ordenó rescatar a Íngrid.

‘‘(Sarkozy) se propone apoyar a Colombia y que esta decisión la apoye todo el mundo democrático”.

¿Farc autorizaron a su ‘canciller’? .

Una de las grandes preguntas del proceso es si las Farc avalaron la salida de Rodrigo Granda de la cárcel de La Dorada. Si así fue, sería una señal de que algo se está moviendo con el intercambio humanitario. Si no, el tema volvería al estancamiento en el que ha permanecido por años, aunque el Gobierno gana porque demuestra ser capaz de liberar a un guerrillero de peso, aparentemente sin ningún gesto de la contraparte. Según se deduce de lo dicho por el abogado de Granda, no hay aval de las Farc. El presidente Uribe dijo que no sabía que esperar de Granda como “gestor de paz”.

‘‘No sé si el señor Granda consultó o no con las Farc. El Gobierno lo ha liberado y le ofrece todas las garantías”.

¿Qué quiere París con Granda?.

Uribe dijo que cuando Sarkozy le pidió liberar a Rodrigo Granda no quiso preguntar la razón. “Primó la confianza sobre la curiosidad”, aseguró. La duda es el papel que jugará el guerrillero en las etapas que vienen y si ya hay algún tipo de conversación previa con París, que promovió abiertamente su excarcelación. ¿Qué papel jugará Granda? En el pasado, hasta su captura en Venezuela, había sido uno de los contactos del Gobierno francés con las Farc. El interés de Sarkozy, que incluso llevó a Uribe a realizar gestiones con Paraguay (que pide a Granda en extradición), indica que sigue considerando que puede ayudar al intercambio.

‘‘Nada conozco de la motivación del presidente Sarkozy para pedir la liberación de Rodrigo Granda”.

¿Se parecen Granda e indultados?.

La liberación de Granda y la excarcelación de casi 200 guerrilleros que ya están concentrados en Chiquinquirá no eran parte de la misma estrategia. De hecho, no se descarta que la segunda pueda ser un ‘ruido’ para la gestión del guerrillero, pues las Farc consideran ‘desertores’ a los que aceptaron la oferta del Gobierno de desmovilizarse para salir de prisión. Uribe dijo que, una vez enterado de su decisión unilateral de liberar a algunos miembros de las Farc, Sarkozy le pidió excarcelar a Granda, quien no estaba en su lista. Queda por aclarar de qué manera este paso se articulará o no con su plan inicial.

‘‘Yo había tomado previamente la decisión de liberar de manera unilateral a un buen número de guerrilleros”.

.

Iglesia acogió a Granda por razón humanitaria.

La estadía del guerrillero Rodrigo Granda en una habitación del primer piso de la Conferencia Episcopal, en Bogotá, fue definida por la Iglesia como una actuación “estrictamente humanitaria”.

En ese sentido, el papel de la Iglesia sería el de una especie de garante para la seguridad del guerrillero mientras se define su destino final.

Pasadas las 4:00 de la tarde, Granda fue instalado en el Episcopado por el director del Inpec, general (r) Eduardo Morales, y por el padre Darío Echeverri. Minutos antes había salido de la cárcel La Dorada (Caldas), en compañía del comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo.

Desde allí, ambos habían partido en un helicópetero de Helistar para luego aterrizar en la Escuela Militar de Cadetes, en donde fueron recogidos y trasladados en un carro blindado a la Conferencia Episcopal.

Miguel Ángel González, el abogado de Granda señaló que por el momento “nada está claro” para su cliente.

El guerrillero, a través de su defensor, anunció una rueda de prensa para hoy en la que se referiría a lo que piensa sobre su situación y su suerte futura.

Otros excarcelados, a Chicoral Ayer también dejó la cárcel de La Dorada el guerrillero Álvaro Gener López, alias ‘Jota Jota’, que habría sido jefe de las Farc en Tolima, al mando de 2 mil hombres. Fue trasladado directamente al centro vacacional de Comcaja en el corregimiento Chicoral, de El Espinal (Tolima), a donde serán llevados hoy los 184 guerrilleros que firmaron en Chiquinquirá el compromiso de no volver a delinquir.

Diez no pudieron firmar el acta porque su situación jurídica no era clara.

Mientras se soluciona, serían devueltos a las cárceles de las que fueron trasladados.

La llegada de guerrilleros a Chicoral ha provocado inquietud en la población. El alcalde, Gentil Palacios, se quejó de que el Gobierno no le informó nada.

FARC SECUESTRARON A JEFE DE POLICÍA.

Una hora antes de la alocución del presidente Uribe, las Farc dieron un golpe que podría alejar aún más la posibilidad de un despeje para el intercambio.

El comandante de la Policía del municipio de Florida (uno de los dos del Valle, con Pradera, que piden las Farc), capitán Javier Solórzano, fue secuestrado anoche en zona rural del municipio nortecaucano de Miranda. El comerciante Humberto Loaiza, empresario dedicado a la explotación de chance y lotería, también fue plagiado.

Loaiza había invitado al capitán Solórzano, junto con su familia, al estadero El Parral. Allí los esperaba un grupo de hombres armados que se los llevó hacia la zona de cordillera. En el área opera el sexto frente de las Farc.