Archivo

Tejen una Red de progreso social

Mujeres campesinas, indígenas y afrocolombianas de todo el país hacen parte de la Red Colombiana de Productores Comunitarios Ambientalmente Amigables, una iniciativa que apoya la producción y comercialización de sus productos para mejorar la situación económica de sus regiones.

05 de junio 2007 , 12:00 a.m.

En total, 87 organizaciones conforman esta Red. Se trata de comunidades minifundistas que participan en proyectos de producción y comercialización sostenible. Dichas comunidades asumieron el reto de crear cadenas productivas y comerciales con el fin de conquistar nuevos mercados.

La Red es apoyada por la alianza estratégica entre dos organizaciones sin ánimo de lucro: la Corporación Caja de Herramientas y el Fondo para la Acción Ambiental y la Niñez. Sus acciones son financiadas con aportes del Ministerio de Cooperación para el Desarrollo del Estado de los Países Bajos y de la Cuenta de la Iniciativa de las Américas.

También tiene el respaldo del Programa de Mercados Verdes del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial de Colombia.

Según Guillermo Rodríguez, director de la Red, el propósito de esta iniciativa es apoyar a las organizaciones que promueven el desarrollo de mercados verdes, la producción agroecológica y el comercio justo de productos y servicios de acuerdo con los lineamientos del Convenio de Diversidad Biológica (CDB). “Desde gel de sábila, mermeladas, mango y piña, hasta el huevo criollo, carne de conejo y fibra vegetal para sombrero voltiao, son los productos orgánicos comercializados por nuestras mujeres”, dice Rodríguez.

Las comunidades pertenecen a los departamentos de: Amazonas, Antioquia, Atlántico, Boyacá, Cauca, Cesar, Chocó, Córdoba, Cundinamarca, Guajira, Guaviare, Magdalena, Nariño, Santander, Sucre y Tolima. La mayor parte de las asociaciones de la Red tienen el aporte de mujeres mayores que asesoran a las demás en sus proyectos.

ellas van al frente.

Las asociaciones de la Red en las que las mujeres juegan un papel directivo dentro de su trabajo diario son: Corporación Mujer Rural de Floriblanca ‘Comurflor’; Asociación para el progreso de la mujer del municipio de Los Santos ‘Apromusan’; Asociación grupo de mujeres productoras y Comercializadora de Plantas Medicinales y Aromáticas de Quibdo; Asociación artesanal de mujeres indígenas Arte Zenú; Asociación de mujeres productoras de plantas para condimentos del Medio Atrato; Proyecto de articulación de prestadores de servicios ecoturísticos del Chocó ‘Mano Cambiada’ y la Fundación para el Desarrollo de San Andrés.