Archivo

Colombianos, segundos inversionistas en Panamá

Las inversiones colombianas ya superan los 2.000 millones de dólares en el vecino país, mientras que el ritmo del vallenato, la comida y la moda son cada vez más comunes al otro lado del Tapón del Darién.

04 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Panamá ha sido tradicionalmente un punto de tránsito para inmigrantes, en décadas recientes recibió centroamericanos agobiados por la guerra, pero también llegaron muchos chinos, los cuales tienen hoy la comunidad extranjera más numerosa.

Los colombianos comenzaron a llegar en los últimos años por la proximidad y las oportunidades en Panamá y debido a que países como Costa Rica y España les exigían visas.

La compra a comienzos del 2000 por parte de los poderosos grupos Santo Domingo y Argos de la industria cervecera panameña más grande y de la cementera más importante, respectivamente, caló en Colombia, donde “comienza a verse a Panamá como un destino para las inversiones”, dijo el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio Colombopanameña, Jorge Hernán Nieto Botero.

Desde el 2000 a la fecha, unas 35.000 visas de inversionistas y micro empresarios fueron concedidas a los colombianos, según Nieto.

Si a ello se cuentan los miembros de la familia, el número de colombianos podría superar los 150.000, estimó. Esa cifra no incluye a los indocumentados.

Los colombianos están a la zaga de los chinos que superan los 300.000 en este país de tres millones de habitantes. Los chinos son dueños de los comercios y tiendas al por menor, entre otras actividades como restaurantes, talleres de mecánica y electrónicas.

DETRAS DE ESTADOS UNIDOS Los colombianos, no obstante, se han convertido desde fines de los 90 en los mayores inversionistas latinoamericanos en Panamá y detrás de Estados Unidos, que sigue siendo el principal socio del istmo, con inversiones estimadas en 25.000 millones de dólares.

Lo negativo de ese flujo de colombianos es que a Panamá también va una “minoría” que se infiltra para cometer crímenes, dijo el profesor de sociología de la Universidad de Panamá, Raúl Leis. “Vienen a seguir a otros colombianos para extorsionarlos, secuestrarlos o matarlos supuestamente por asuntos del narcotráfico”.

El gobierno panameño, aturdido por este tema, decidió incrementar los controles migratorios e intercambiar más información con el país vecino. La imposición de visas a Colombia y a otros países también es tema de análisis.

De todas maneras, los colombianos siguen invirtiendo y le apuntan ahora a la ampliación del canal de Panamá, entre otras grandes obras. AP .

150 mil es el número de colombianos que viven legalmente en Panamá