Archivo

Islamistas abren nuevo frente de combate en sur del Líbano

El ejército libanés bombardeó ayer otro campamento de refugiados palestinos, el de Ain Helué, cerca de Sidón, esta vez en el sur del país, con lo que extendió su accionar contra los grupos radicales islamistas que intentan sembrar la zozobra en varios puntos del país.

04 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Los enfrentamientos empezaron cuando un miembro de las milicias salafistas, Jund al Cham, lanzó una granada contra un puesto del Ejército, acción que desencadenó tiroteos con ametralladoras y que dejó cinco heridos, entre ellos tres militares.

Ain Helué es el campo de refugiados palestinos más poblado de los 12 existentes en territorio libanés, tiene 45.000 habitantes, y en él predominan los seguidores del movimiento moderado Al Fatah del presidente palestino, Mahmud Abbas.

Civiles huyen a Sidón Tras los bombardeos varias decenas de civiles huyeron del campo y se refugiaron en la cercana localidad portuaria de Sidón.

El jueves pasado, Ain Helué fue escenario de un enfrentamiento entre miembros de Fatah y combatientes de Jund al Cham.

El 7 de mayo, dos militantes de Fatah resultaron muertos y otros cuatro heridos en otro choque entre ambos movimientos.

Los choques en Ain Helué se produjeron mientras el ejército libanés se enfrenta desde el 20 de mayo con combatientes de Fatah al Islam (simpatizantes de Al Qaeda), en el campo palestino de Nahar Al Bared (norte de Líbano), en unos combates que han causado la muerte a 110 personas (44 militares, 20 civiles y 35 milicianos), según la ONU.

Los grupos islamistas han reforzado su presencia en los últimos años en dichos campos, especialmente en el de Ain Helué, y más recientemente, desde finales del 2006, también en el de Nahar Al Bared, donde se infiltró Fatah al Islam.

Jund al Cham y Fatah al Islam son dos grupos salafistas, pero el primero está compuesto por varias decenas de combatientes exclusivamente palestinos, mientras que el segundo integra combatientes de diferentes países árabes.

110 Los muertos que ha dejado el enfrentamiento entre el ejército libanés y miembros de Fatah al Islam, en el campamento palestino de Nahar Al Bared