Archivo

PARA DAR LO MEJOR, HAY QUE TENER LO MEJOR

03 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Así como la Clínica de Occidente se esfuerza por trabajar con un excelente grupo de profesionales, también se preocupa por contar con una infraestructura y servicios acorde con las demandas de sus visitantes. Por ejemplo, para la atención y recuperación de pacientes críticos hay una planta física y tecnológica en los niveles de cuidado intensivo adulto, pediátrico y neonatal, para los servicios de cirugía general, cirugía cardiovascular, neurocirugía, reemplazos articulares y cirugía bariátrica, entre otros.

El servicio de urgencias, que cuenta con la integralidad de servicios, amplió su capacidad y salas de espera, con atención independiente y especializada en adultos, pediatría y ginecobstétricia. Otro valor agregado está en el servicio de: ginecobstetricia de bajo, mediano y alto riesgo, fortalecido con programas a las maternas que además de charlas y talleres, tienen la posibilidad de recorrer las instalaciones para darles seguridad y confianza de que recibirán lo mejor durante el parto. Todos estos servicios no sólo están acreditados, sino también desde hace cuatro años certificados bajo la norma ISO 9001 versión 2000.

Estos logros ratifican el constante mejoramiento de la Institución, principalmente en el desarrollo de su tecnología, la inversión en talento humano y el permanente control de sus indicadores.

Lo anterior le ha permitido a la clínica obtener promedios de estancia cortos y mejor disposición de camas para la aceptación de los pacientes, pero sobre todo mejorar la satisfacción del cliente.