Archivo

CONSTRUCCIÓN

Ver cuadros: (Obras Iniciadas - 5 Áreas Urbanas y 2 Metropolitanas) (Unidades licenciadas por tipo de vivienda (miles) (Área licenciada para todos los destinos).

02 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Los estratos altos lideran el mercado.

La dinámica de vivienda en el estrato 6 se martiene estable y solo mayo, con un descenso de 2 por ciento en la oferta y la demanda de proyectos, mostró un leve quiebre en el pico que aún soportan los negocios de finca raíz.

En Bogotá este mercado sostiene el buen desempeño de la finca raíz a pesar de que se evidencia, aún más, la falta de suelo para construir en todos los estratos. Aun así, hay disponibilidad de oferta sobre planos producto de las licencias aprobadas el año pasado y, como en otras ciudades, un interesante movimiento en condominios y viviendas campestres en zonas aledañas (Chía, Sopó, Cajicá...) De cualquier manera la estabilidad ha sorprendido a los constructores, si se tiene en cuenta que para ellos hay dificultades para cerrar negocios con lotes, pues el costo de la tierra, especialmente en Bogotá, está cada vez más alto por la escasez de tierra.

Esto, precisamente, es una alerta para el mercado que a pesar de las eventualidades sigue pasando por un buen momento.

Cartagena, por ejemplo, con una connotación diferente a la del resto del país, se ha convertido en el punto de negocios delmundo cuando se habla de finca raíz.

Allí el precio del metro cuadrado es alto (4 a 6 millones de pesos), pero con la diferencia de que parte de los inversionistas son extranjeros –50 por ciento europeos– y para ellos el precio es altamente competitivo, si se compara con Ciudad de Panamá o Miami, para citar solo dos destinos.

Incluso, mientras que en Europa se habla de 10.000 ó 15.000 por metro en la Heróica se llega a los 3.500. “Allí no se venden bienes, se vende un intangible que es la magia de la ciudad misma enmarcada en diseños absolutamente contemporáneos ubicados en torres de cristal que permiten gozar de la vista al mar y al Centro Histórico”, asegura Sonia Galvis, gerente de Coldwell Banker Colombia.

Por su parte, En Cali la construcción ha ganado terreno y es una actividad pujante, a pesar de las quejas por el desorden y deterioro urbano producto, precisamente, de la cantidad de obras públicas que se adelantan a la par de la construcción de vivienda que tiene a los estratos altos como punto de referencia, hasta incrementar las ventas 50 por ciento frente al 2004 y 2005.

En contraste, Burcaramanga superó su problema físico de tierra creciendo hacia el sur en todos los estratos.

“Paradójicamente, los constructores a quienes los costos de la infraestructura los tuvieron ‘del cuello’ hace unos años han logrado recuperarse de forma notable gracias a estos proyectos”, señala Galvis, quien agrega que los proyectos más exclusivos se ofrecen, en promedio, a 2’300.000 pesos por metro cuadrado.

Barranquilla también muestra un buen desempeño en construccipón de vivienda en diferentes estratos y, claro, los altos no son la excepción, especialmente de apartamentos en barrios como Altos de Riomar, Alto Prado, El Golf y Villa Country.

En Santa Marta, además de los condominios y la oferta hotelera en expansión, también se ofrece vivienda de alto rango, especialmente en barrios como Buenavista, al lado de la desembocadura del río Manzanares, y las viviendas unifamiliares en El Jardín y Bavaria. "Sin duda, este es el momento para la construcción de estratos altos", advierte el constructor Juan Vives.

Medellín sigue la ruta del auge trazada por Bogotá y replicada en la mayoría de las capitales. Si bien las últimas disposiciones que buscan controlar la actividad constructora en el sector de El Poblado no han detenido por completo su desarrollo, sí existe una tendencia al aprovechamiento del suelo en el vecino municipio de Envigado, en donde crece la oferta de vivienda, sobre todo para estratos 5 y 6, que además se extiende hasta el municipio de Sabaneta, en donde cada vez se valoriza más el uso del suelo.

3.500.

dólares es el valor del metro cuadrado de Cartagena, que es el más costoso del país. Sin embargo, para los extranjeros es un precio muy atractivo.