Archivo

Megapuente divide opiniones en Popayán

El comercio formal e informal que ha crecido en los alrededores de la plaza de mercado La Esmeralda, en el suroccidente de Popayán, está con los pelos de punta. (VER INFOGRAFÍA)

02 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Todo, por un paso a desnivel o ‘puente deprimido’ que la administración del alcalde Víctor Libardo Ramírez está empeñada en sacar adelante y que promete ser no solo una de las dos obras de infraestructura más importante de la última década en Popayán (la otra es el Centro de Convenciones), sino una paso al desarrollo de esta ciudad.

La obra, con un costo presupuestado de 16 mil millones de pesos y un año de ejecución, es un megaproyecto para desembotellar el tráfico en la ‘Ciudad blanca’, por la vía Panamericana –carrera 17– que la conecta con Pasto.

Se contempla un paso subterráneo con senderos peatonales y vehiculares elevados que permitan la fluidez del tráfico entre las calles 4 y 6 que unen el sector histórico con los populosos barrios del suroccidente. Aún así, el desconcierto reina por los lados de La Esmeralda, una de las cuatro plazas de la ciudad, justo donde se levantará la intersección. Propietarios de negocios y empleados de sitios de comidas, venta de ropa, zapatos, restaurantes y hasta hoteles creen que ha faltado planeación, información y concertación de la Alcaldía.

A 45 días de que se abra la licitación para la megaconstrucción, muchos dicen no saber a ciencia cierta qué se va a construir. Pero lo que más les preocupa es que no saben de qué van a vivir mientras se hace la obra.

José Sotelo, líder de los comerciantes, aclara que no se oponen a la construcción, pero critican la improvisación.

“Ha corrido mucho agua debajo de ese puente y parece que vendrán avalanchas”, vaticina al tiempo que aclara que no quieren tumbar el proyecto sino exigirle a la Alcaldía que lo socialice y les haga conocer a los afectados directos los alcances de la obra.

Aunque las actividades comerciales son minoristas, se estima que en La Esmeralda se generan al menos 6 mil empleos directos e indirectos.

A estas alturas, los comerciantes dicen que no saben cuántos predios se van a afectar: unos hablan de 10 y otros de 40. Gabriel Bustamante, abogado de los comerciantes, precisó que, según una respuesta que les dio la Secretaría de Hacienda, no hay presupuesto para la compra.

Dicen que tampoco tiene licencia ambiental y que se proyecta trasladar 40 casetas de ambulantes al centro comercial Idema, que está hacinado.

Pero lo que más les molesta es que el Alcalde no haya hecho una audiencia pública para informar del proyecto.

Tanto el Alcalde como Silvio Teherán, coordinador del proyecto, dan un parte de tranquilidad, dicen que todo está bajo control, que sí hay la plata, que el Invías va a financiarlos y que ya se han hecho reuniones con los afectados para que conozcan de primera mano la obra.

‘LE PONEN MÍSTICA A LAS COSAS’ El alcalde, Víctor Ramírez, dice que no habrá audiencia pública, pero sí reuniones con afectados.

¿Cuándo va a hacer la audiencia para informar a la población de la obra? No hemos hecho audiencia, sino que planteamos una socialización del proyecto por sectores. Por ejemplo, el 11 de mayo nos reunimos con el gremio de los transportadores. Más adelante hablaremos con vecinos del área de influencia del puente, es decir, residentes de los barrios José María Obando, Valencia, La Esmeralda, Pandiguando, Pajonal, entre otros. Al final haremos un encuentro con los comerciantes, y convocaremos a los de la plaza.

¿Cuántos inmuebles se van a comprar para la construcción? Se va a adquirir nueve propiedades que afecta la construcción, todas ubicadas sobre la carrera 17, entre las calles 4 y 5. Ya hicimos la oferta de compra a los dueños y ellos se tomarán algunos días para contestarla. Sobre las licencias ambientales, ya se le presentaron al Instituto Nacional de Vías (Invías) todos los estudios. De lo que sí no estoy seguro es si este tipo de obra requiere o no esa licencia ambiental.

¿De dónde saldrán los 16 mil millones de pesos que se estima cuesta el puente? Este no es un proyecto nuevo, está desde 1998. Esta administración gestionó los recursos y los va a entregar el Invías, que ya colgó los prepliegos en su página web.

Del monto total nosotros nos comprometimos a entregar los predios; los recursos, que suman 2.100 millones de pesos, ya están garantizados, incluso, con una parte del superávit del año pasado y ya fueron aprobados por el Concejo.