Archivo

Casanare: se ‘sacan los chiros al sol’

(CORRECCIÓN: EL SÁBADO EN EL ARTÍCULO 'CASANARE: SE SACAN LOS CHIROS AL SOL' SE IDENTIFICÓ A LA OEI COMO ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS. LO CORRECTO ES ORGANIZACIÓN DE ESTADOS IBEROAMERICANOS PARA LA EDUCACIÓN, LA CIENCIA Y LA CULTURA.) La pelea política en Casanare está al rojo vivo y las acusaciones son de todo tipo.

02 de junio 2007 , 12:00 a.m.

La dirigencia política del departamento que más recursos recibe por regalías petroleras decidió ‘sacarse los chiros al sol’.

Esta disputa prácticamente comenzó a mediados del año pasado cuando el Gobierno, tras la destitución del titular del cargo, Miguel Ángel Pérez, nombró por decreto como gobernador de Casanare a Whitman Porras, el cuarto mandatario de este período.

El nuevo gobernador fue escogido de una terna presentada a nombre del Partido Liberal por el entonces representante Efrén Hernández. Pero a mediados de septiembre Hernández (padrino político de Porras), renunció a su curul para aspirar a la gobernación de Casanare. Y ahí fue ‘Troya’.

Las acusaciones El primero en lanzarse al ataque fue el representante Oscar Wilches (Cambio Radical), quien denunció que Porras estaba utilizando el erario para financiar la campaña de Hernández.

Sin embargo, no se detuvo ahí y dijo que el gobernador ha buscado aliados en el Gobierno Nacional. Denunció que a comienzos de febrero estuvo en Yopal José Ignacio Burgos, secretario privado del Ministerio del Interior, porque la Secretaría de Hacienda se la dieron a los conservadores y en particular al grupo del senador Ciro Ramírez y del actual ministro del Interior, Carlos Holguín.

El Ministro le respondió por una emisora de Yopal y le dijo que eso no era cierto y lo trató de “parlanchín”.

El senador conservador se limitió a catalogar esto como “una infamia”.

Por su parte el senador Carlos Cárdenas reveló que Hernández en más de una ocasión ha utilizado los vehículos de la Gobernación para sus desplazamientos. También señaló que varias veces Porras lo ha llevado a actos públicos.

Hernández asegura que nada de esto cierto, que sí es amigo del gobernador, pero que nadie puede tener pruebas de que haya utilizado recursos del erario para su campaña.

Dijo que para evitar esas habladurías, lleva cerca de dos meses fuera de Casanare.

Cárdenas agregó que la gobernación suscribió convenios con la OEI por 15 mil millones, para obras civiles. Explicó que esto permite la contratación directa y direccionar quién será el contratista.

Igualmente se fue lanza en ristre contra un convenio con la Universidad Pamplona (Unipamplona), por 65 mil millones, para becas, construcción de escuelas y de aulas informáticas, “negocios no propios de la universidad”.

Los enemigos del gobernador plantean que así están desviando los recursos.

El gobernador Porras aclara las denuncias en su contra Porras asegura que todo el problema radica en celos políticos, pero que nada es cierto. Sobre el convenio con la OEI señaló que es de cooperación y asistencia técnica y que se está ejecutando sin problemas. Explicó que las neveras son para transportar vacunas, que requieren de refrigeración y sobre la manga de coleo señaló que es un deporte del Llano y que cuestionarla sería como hacer lo propio con una cancha de fútbol en Bogotá.

Sobre el convenio con la Universidad de Pamplona dice que es para construir aulas virtuales pues en Casanare es muy bajo el número de computadores que tienen los planteles educativos. Señala que también incluye la capacitación a los docentes.

Dijo que en la Gobernación si estuvo el secretario del ministro Holguín, pero hablando de un programa de seguridad, y sobre el jefe de Planeación dijo que estuvo muy poco tiempo en el cargo, porque regresó al puesto que tenía en una empresa aérea de Yopal.

Porras reconoce que sí es amigo de Hernández, pero que no le está haciendo campaña.

Anticorrupción El zar Anticorrupción, Rodrigo Lara, reconoció que en Casanare hay problemas con las finanzas públicas. Se refirió a un convenio de cooperación suscrito con la Organización de Estados Americanos (OEI) por 14.400 millones de pesos, de los cuales más de 9.000 millones no tienen nada que ver con cooperación, como la construcción de una manga de coleo y la compra de neveras y anunció la revisión del convenio con Unipamplona. Incluso el pasado 4 de mayo la Fiscalía llegó hasta la sede de la Gobernación para buscar información sobre ese convenio