Archivo

Sarkozy sugiere algo importante sobre Íngrid

Las sugestivas palabras del presidente francés, Nicolas Sarkozy, en medio de una rueda de prensa ayer con el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, agitaron de nuevo las preguntas sobre lo que se estaría moviendo alrededor de los secuestrados en poder de las Farc.

01 de junio 2007 , 12:00 a.m.

"Todas las influencias son bienvenidas", dijo Sarkozy en una especie de convocatoria para resolver el caso. Mencionó a España, a los países del G-8 (Estados Unidos, Canadá, Alemania, Italia, Japón, Rusia, Reino Unido y Francia) y afirmó que el miércoles habló sobre el tema con el presidente brasileño Luis Inácio Lula Da Silva. Seguido dijo: "Es difícil, ahora que estamos discutiendo, hablar más del tema. Está la vida de esta mujer en juego", refiriéndose a Íngrid Betancourt.

¿Para qué convoca Sarkozy a los países más poderosos del mundo? Esta es la primera pregunta que salta, sobre todo porque no dio pistas sobre el tipo de colaboración que se requiere de ellos.

Aunque el presidente francés dijo que la "situación está progresando" agregó: "No es fácil, no somos optimistas". Y definió todo como "un tema muy complejo" sobre el cual, dijo, "no podemos cometer ningún error".

De hecho se preguntó: ¿Va-mos a lograrlo? Y agregó que lo que han hecho es "escuchar las declaraciones de las Farc, las declaraciones del señor Uribe", frente a las cuales, manifestó, "hay que ser "paciente, vigilante y rápido" al mismo tiempo.

Sarkozy dijo que ha tenido varias conversaciones telefónicas con el presidente Álvaro Uribe y mencionó también su encuentro con el enviado especial del mandatario colombiano hace dos días en París.

Fue insistente en lo “sensible” del caso de los secuestrados e hizo ver que el solo hecho de estar hablando de él era “una gran noticia”. Lo que no se sabe es si consideraba “gran noticia” poder hablar con Uribe o las Farc.

En medio de las preguntas que le hicieron sobre el tema, Sarkozy sacó a relucir a los tres estadounidenses en poder de la guerrilla. “Hay otros secuestrados, unos ciudadanos americanos. No los olvidamos tampoco”, puntualizó.

Zapatero ofreció respaldo El llamado del presidente francés contaba de entrada con el apoyo de su colega español, Rodríguez Zapatero,quien recordó el papel que ha jugado su país en los intentos de acercar al Gobierno colombiano y a las Farc para un eventual intercambio de secuestrados por guerrilleros presos.

"Cuando están de por medio la violencia, la seguridad de las personas y diálogo, hay que ser extremadamente prudente, hay que hacer una política de Estado, y desde luego que la hacemos con el Gobierno francés y con el Gobierno colombiano, con el que tenemos una muy buena rela-ción", agregó.

En el mismo tono dramático de Sarkozy, el presidente español definió como "extremadamente difícil" la tarea que tiene el presidente Uribe por delante.

Los amplios pronunciamientos de los presidentes francés y español sobre los secuestrados en poder de las Farc se dan en medio de los avances para la excarcelación de los guerrilleros de las Farc, que justo hoy comenzarán a ser llevados a una cárcel de Boyacá (ver Hoy comenzaría el trasteo...).

La decisión unilateral del presidente Uribe para mover a la guerrilla a liberar a los secuestrados no ha sido recibida con mucho optimismo, pues las Farc manifestaron su negativa a responder a la iniciativa del Gobierno, e incluso el vocero ‘Raúl Reyes’ dijo que no le harían “el juego”.

La incertidumbre entre los familiares de los secuestrados ha crecido. Mucho más, cuando el Presidente le apuesta también al rescate militar.

Queda la pregunta de si las palabras de Sarkozy ayer tienen algo que ver la razón de Estado invocada por Uribe para la excarcelación de los guerrilleros.

''La situación va progresando. No es fácil pero ya estamos hablando. Solo esto es una gran noticia''.

''Es un tema muy complejo. Las cosas avanzan, pero no hay que cometer ningún error”.

''Es difícil, ahora que estamos discutiendo, hablar más del tema. Está la vida de esta mujer (Íngrid) en juego”.

Nicolas Sarkozy, presidente de Francia.

MUCHAS SEÑALES DE QUE ALGO SE ESTÁ MOVIENDO EN FAVOR DEL INTERCAMBIO.

1- Tras reunirse con el presidente Nicolás Sarcozy, a mediados de mayo, Astrid Betancourt, hermana de Íngrid, dijo que “estaba satisfecha” por las gestiones de Francia y que confiaba en sus resultados.

2- Ayer, la madre de Íngrid, Yolanda Pulecio, se reunió con el presidente de Argentina, Néstor Kirchner. A la salida de la cita dijo estar “más tranquila” y “con nuevas fuerzas” para luchar por la liberación.

3- Carlos Lozano, director del semanario comunista 'Voz' y defensor del intercambio, estuvo la semana pasada en Francia. Se reunió con funcionarios del Ministerio de Exteriores.

4- El presidente Álvaro Uribe envió a Francia a su comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, quien fue recibido por el presidente de ese país, Nicolás Sarcozy, y miembros de su equipo.