Archivo

El Alcalde de Valledupar habría invitado a armarse

“La solución es armarnos todos”. Esta fue la frase que le oyeron decir varios asistentes a un velorio al alcalde de Valledupar, Ciro Alberto Pupo Castro, y que lo tiene en el ojo del huracán.

01 de junio 2007 , 12:00 a.m.

El mandatario la habría pronunciado en respuesta a quienes criticaban la inseguridad que se vive en la ciudad.

Aunque ayer la desmintió, el periódico El Pilón, que la publicó, se mantuvo en que sí la pronunció durante un intercambio fuerte de palabras con personas que estaban en la funeraria donde era velado Isaías Armenta López, asesinado por oponerse a un atraco, y tío del actual procurador del Cesar, Everardo Armenta Alonso.

Incluso, señaló el medio que en el mismo lugar, a donde Pupo asistió con su esposa, Obeida Salgado, ella salió a defenderlo culpando al suspendido gobernador del Cesar, Hernando Molina Araújo, de la inseguridad reinante en la ciudad. “Valledupar está fregado. Eso fue lo que nos dejó Hernando Molina, que llenó esto de ‘paracos”.

Ayer Pupo, acompañado de su esposa en una rueda de prensa, negó la invitación a usar armas y afirmó que su reacción obedeció a que la esposa del director de El Pilón, Luz Marina Hinojosa, lo culpaba a él de la muerte de Isaías Armenta López.

“Yo le digo al director de El Pilón que sí, esa es la solución, pero armarnos de valor civil y unirnos que es lo que he venido diciendo siempre.

Jamás he hablado de armar a la ciudad”, afirmó.

El mandatario agregó que tanto El Pilón como la emisora Radio Guatapurí (propiedad de la familia Araújo) han sido “los detractores normales” de su administración.

“Invito al diario a que presente las grabaciones de las declaraciones que di en el velorio, de lo contrario el alcalde instaurará las denuncias legales correspondientes”, agregó.

Al ser interrogado sobre las supuestas acusaciones de su esposa al gobernador Molina, el Alcalde respondió: “acusan a mi esposa, ella merece respeto. Simplemente ellos sabrán el por qué… Pero sí quiero decir: no estuve de acuerdo con el proceso de desmovilización en su momento. Esto lo lideró la Gobernación del Cesar… ”.

El director de El Pilón, Dickson Quiroz Torres, se ratificó en lo publicado y aseguró que en el acto en el que el Alcalde hizo la propuesta había muchas personas que sirven de testigos.

EL TIEMPO pudo conocer que la familia Molina Araújo, en cabeza de Rodolfo Molina, dio poder a sus abogados para que entablen demandas contra el alcalde Ciro Pupo Castro y su esposa Sobeida Salgado.

Mientras tanto, el procurador regional del Cesar, Everardo Armenta Alonso, dijo que no compartía la idea de armar a la ciudadanía para enfrentar la inseguridad.

“Eso sería volver al inicio de las autodefensas”, afirmó el funcionario.

Las palabras que le atribuyen a Pupo causaron impacto en Valledupar no solo por venir del Alcalde, sino por la mala experiencia que tuvieron con las autodefensas.

Los habitantes mantenían la expectativa sobre la defensa del diario El Pilón y la advertencia del Alcalde de demandar si el periódico no presentaba las grabaciones de sus palabras.

Pero, además, por la pelea que parece haber quedado entablada entre Pupo, primo del desmovilizado jefe paramilitar ‘Jorge 40’, y los Araújo.

El escándalo en la capital del Cesar se da justo cuando alcaldías como las de Bogotá, Medellín y Pereira promueven el desarme.

¿VIRAJE DE CIRO PUPO? ''La solución es armarnos todos”.

''Yo sí le digo al director de El Pilón que sí, esa es la solución, pero armarnos de valor civil y unirnos que es lo que he venido diciendo siempre”.

Ciro Alberto Pupo Castro, alcalde de Valledupar