Archivo

ESCÁNDALO POR CARGA DE ARMAS

A pesar de que los gobiernos de los dos países han intentado salvar su responsabilidad, el descubrimiento de un barco con cargamento militar israelí, supuestamente dirigido a Irán, ha desatado una tormenta política en los dos países, que se consideran enemigos acérrimos.

31 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

A pesar de que los gobiernos de los dos países han intentado salvar su responsabilidad, el descubrimiento de un barco con cargamento militar israelí, supuestamente dirigido a Irán, ha desatado una tormenta política en los dos países, que se consideran enemigos acérrimos.

De comprobarse que el destino del cargamento de piezas de blindados de la empresa Pad no era Tailandia sino Irán, como reza en la licencia de exportación otorgada por el Ministerio de Defensa israelí, quedaría en evidencia que a pesar de la prohibición de vender armas a los iraníes, algunas empresas israelíes están haciendo su agosto en el mercado negro al negociar armas con los más feroces enemigos de su país.

A pesar de que los dos países no mantienen relaciones diplomáticas, y de que Irán no reconoce al Estado de Israel, no es la primera vez que los dos países se ven implicados en operaciones encubiertas de tráfico de armas: En 1979, después del triunfo de la revolución islámica del Ayatolah Homeini, Israel le vendió al régimen de Teherán piezas de aviones Phantom a través de Chipre y Turquía, según el diario El Mundo de Madrid.

Poco después, a principios de los años ochenta, testaferros israelíes se vieron involucrados en el escándalo Irán-Contras como intermediarios. Se le daba material militar a los contra nicaraguenses (sin permiso del congreso de E.U.) con el producto de la venta de armas de Estados Unidos a Irán.

Y hace cuatro años, el empresario Nahum Mambar fue condenado a 16 años de prisión por vender a Irán productos químicos, o para ser más exactos, gas mostaza.

En el juicio, Nambar insistió en que cerca de un centenar de empresas israelíes habían hecho lo mismo.

Lo curioso del asunto es que en el pasado mes de enero, fuerzas israelíes detuvieron en el mar Rojo un cargamento proveniente de Irán de 50 toneladas de armas y explosivos dirigido, presuntamente, a la Autoridad Palestina.

"La República Islámica de Irán no ha tenido nunca ningún tipo de relación con el régimen sionista, y la persistencia israelí en montar asuntos propagandísticos como el reciente falso envío de armas a Irán demuestra que toman por tonta a la opinión pública mundial", dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Hamid Reza Asefi, luego de conocida la noticia.

Por su parte, Israel dijo que las autoridades alemanas retuvieron el cargamento dirigido a Tailandia porque descubrieron que iba a ser desviado a Irán.