Archivo

LA PUNTILLA QUE LE APARECIÓ A LA BP

Era la una de la tarde del jueves 20 de junio pasado cuando un cuerpo elite de la Policía, protegido por dos helicópteros artillados, entró en acción en plena zona petrolera del Casanare y, tras una operación relámpago, realizó una captura.

18 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Era la una de la tarde del jueves 20 de junio pasado cuando un cuerpo elite de la Policía, protegido por dos helicópteros artillados, entró en acción en plena zona petrolera del Casanare y, tras una operación relámpago, realizó una captura.

El despliegue de fuerza llevó a los lugareños a especular sobre la posible caída de un pez gordo de la guerrilla, que azota la llanura a punta de atentados terroristas contra la infraestructura petrolera, o de los paras , que realizan secuestros en la región.

Pero el detenido resultó ser Fredy Javier Camacho, un estudiante de derecho de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, de Bogotá, que ha dedicado los últimos tres años de su vida a liderar, en nombre de su padre, una batalla jurídica contra la multinacional petrolera British Petroleum Company (BP).

El retoño de abogado- de 25 años- tiene literalmente empapelada a la BP por invasión de tierras y le exige una indemnización cuyo monto es reservado por seguridad por haberle destruido a su familia nacederos de agua que abastecen sus fincas Delicias y Armenia, ubicadas en el corazón de los pozos petroleros de Cupiagua XL. Esa es su versión.

Es el único proceso judicial que tenemos en más de 1.000 negociaciones de tierra que hemos concertado en Casanare , argumenta la petrolera y dice que hace meses se dispuso el pago de una indemnización a favor de los propietarios, en compensación por la ocupación de la BP, sin que la hayan aceptado.

Esta historia que parece darle vida una vez más a la bíblica batalla de David contra el gigante Goliat se inició en septiembre de 1999 cuando la petrolera se vio en la necesidad de usar 37 hectáreas de tierra de los Camacho para realizar la explotación petrolera.

La BP echó mano del decreto 1886 de 1954 que consagra el principio de que el interés general prima sobre el particular y de dos sentencias judiciales para ingresar a las tierras de los Camacho a efectuar los trabajos de infraestructura necesarios para sacar el crudo.

Fredy que culmina su carrera de abogado en ese entonces usó sus incipientes conocimientos para invocar 12 artículos del Código Penal y demostrar que su familia era víctima, entre otros, de invasión de tierras y explotación ilícita de hidrocarburos.

Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, cada uno optó por recurrir a la justicia para establecer la compensación por dicho uso.

En medio del lío jurídico, Fredy optó, incluso, por escribirle un memorial de agravios de seis páginas a los máximos representantes de la BP en Inglaterra.

En él narra cómo la explotación petrolera afectó los manantiales que irrigan sus fincas. En verano no tenemos agua suficiente ni para los animales... están dañando otro nacedero, lo que puede generar una catástrofe .

También dice que la BP amparada en una decisión judicial construyó dentro de sus fincas 100 metros más de vía de los 800 autorizados por la Alcaldía de Aguazul (Casanare) y que ese hecho viola el Código Penal.

Esos 100 metros en litigio fueron, precisamente, el escenario de la captura de Fredy, cuando este decidió dejar a un lado el derecho y recurrir a las vías de hecho.

Ese día atravesó un carro en la vía e instaló una cadena de hierro para impedir la libre circulación de la maquinaria del gigante petrolero.

Estaba en mi propiedad defendiendo el patrimonio familiar , dice el estudiante, que encontró en su pelea con la BP el tema para su tesis.

La Policía retiró el vehículo y cortó la cadena pero Fredy volvió a bloquear la vía. Luego entraron en acción los helicópteros y se lo llevaron a los calabozos de Aguazul.

En los últimos días, las partes volvieron a dialogar, pero cuando estaban listos a firmar un acuerdo, las pretensiones económicas cambiaron.

Por ahora, Fredy sigue ocupando su tiempo entre los estrados y su aula de clase.

Foto.

Momento en que la Policía detiene al estudiante de derecho Fredy Llanos por obstruir maquinaria de la petrolera BP