Archivo

RESERVA DE GREMIOS A ZONAS AMARILLAS

Con reservas recibieron los gremios económicos de la ciudad el proyecto de zonas amarillas, presentado el jueves pasado por la firma Espacios Públicos Asociados S.A.

17 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Con reservas recibieron los gremios económicos de la ciudad el proyecto de zonas amarillas, presentado el jueves pasado por la firma Espacios Públicos Asociados S.A.

El objetivo del proyecto es recuperar el espacio público peatonal, manejar las zonas de parqueo vehicular e impulsar la cultura y responsabilidad ciudadana.

Para comenzar, Espacios Públicos Asociados S.A., empresa a la cual Construseñales le cedió la concesión del proyecto, trabajará en dos zonas modelo. Las obras se iniciaron en esta semana.

De acuerdo con Mauricio Cifuentes, gerente de la firma, los trabajos se realizarán desde la línea de bordillo hasta la línea de propiedad, lo que, según él, garantiza que no habrá ningún atropello a la propiedad. El proyecto costará unos 6 mil millones de pesos.

Se ubicará un parquímetro por cada cuatro espacios para el cobro de las tarifas, que serán de 1.500 pesos por hora para vehículos y de 600 pesos la hora para motocicletas.

Esta información fue entregada a los gremios económicos y políticos de la ciudad y existe recelo en algunos sectores porque el proyecto haya comenzado sin una debida concertación.

El primero en pronunciarse fue el director ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Carlos Jiménez Jiménez, quien aseguró que si bien no está en contra del proyecto considera que deben tenerse en cuenta varios aspectos.

Juan Guillermo Correa, miembro del Colegio Inmobiliario de Barranquilla, dijo que este proyecto lo han implementado sin consultar a los interesados y a quienes más afectará, que son los comerciantes. "No se justifica que una persona pague el equivalente a un salario mínimo por parqueo", comentó.

Para otros dirigentes gremiales como Jorge Bermúdez, de la Cámara de Comercio, el proyecto debe ser reorientado porque, dice, "tal como está, el espacio público no va a ser recuperado para garantizárselo al peatón, sino a los carros".

El se refiere al hecho de que las zonas de parqueo serán construidas en lo que corresponde al espacio público. "Debería pensarse en recuperar todo este espacio público y construir parqueaderos privados, que sí sean explotados por la empresa", comentó.

Hubo también críticas al hecho que la concesionaria se queda con el 85 por ciento de los recaudos por explotación de las zonas amarillas y el Distrito con el 15 por ciento.