Archivo

EL OTRO LÍO DE NOGUERA

Además del lío por la firma del contrato con Trenes del Pacífico, el hoy ex presidente de Empresa Colombiana de Vías Férreas (Ferrovías), Diego Noguera, enfrenta otro más, que desde hace dos meses está en poder de los organismos de control.

17 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Además del lío por la firma del contrato con Trenes del Pacífico, el hoy ex presidente de Empresa Colombiana de Vías Férreas (Ferrovías), Diego Noguera, enfrenta otro más, que desde hace dos meses está en poder de los organismos de control.

Se trata de la firma de un acuerdo con el consorcio internacional Ferrocarriles del Norte de Colombia (Fenoco), que modificó el contrato inicial de concesión de la Red Férrea del Atlántico y que hoy está bajo la lupa de la Contraloría y de la Procuraduría.

Noguera asegura que con ese acuerdo, pactado en mayo pasado, se beneficiaron los intereses de la Nación, pues, contrario a lo que habían hecho sus antecesores, él logró que los millonarios giros de aportes estatales a Fenoco, se condicionaran a la ejecución de obras.

Su proceder fue avalado por el entonces ministro de Transporte Gustavo Canal que aseguró que Ferrovías hizo lo que tenía que hacer para evitarle millonarias sanciones a la Nación.

Pero otra cosa es lo que, por ahora, piensan los organismos de control.

Tal como lo denunció este diario el 23 de junio, a los ojos de la Contraloría General el acuerdo firmado por Noguera y otros dos pactados por sus antecesores, dejaron al Estado en una clara desventaja económica, en menoscabo del patrimonio público.

Incluso, el contralor general, Carlos Ossa, puso el caso en conocimiento del ex presidente Andrés Pastrana para que se tomaran los correctivos del caso.

En julio pasado y tras conocer las denuncias, la Procuraduría General les abrió investigación formal a Noguera y a otros dos ex presidentes de la entidad.

Es más, Noguera, que anunció que sería su propio defensor dentro de este proceso, ya fue llamado por el Ministerio Público a rendir descargos.