Archivo

LOS TEMAS VETADOS DE EMILIO ECHEVERRI MEJÍA

De ser elegido Contralor General de la República, el abogado Emilio Echeverri Mejía tendrá que declararse impedido para vigilar a dos importantes bancos estatales: el Cafetero y el Agrario. Además, al Central Hipotecario, en proceso de liquidación.

17 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

De ser elegido Contralor General de la República, el abogado Emilio Echeverri Mejía tendrá que declararse impedido para vigilar a dos importantes bancos estatales: el Cafetero y el Agrario. Además, al Central Hipotecario, en proceso de liquidación.

La razón: la empresa Morro Azul S.A. una firma manizalita de propiedad de la familia de su esposa y dedicada desde hace más de 80 años a negocios cafeteros tiene millonarias deudas con esas entidades, fiscalizadas por la Contraloría General.

Pero, además, Echeverri candidato que recibió el guiño del presidente Alvaro Uribe estuvo vinculado a esa empresa, en calidad de miembro principal de su junta directiva, hasta hace unos meses.

Aunque él aseguró que en enero renunció a esa junta, su dimisión se oficializó en junio, una demora que Echeverri atribuyó a la negligencia de los administradores de la empresa.

En todo caso, reconoció su relación con Morro Azul, aceptó sus posibles impedimentos y dijo que no tiene inconveniente en registrarlos ante el Congreso, como lo ordena la ley.

Son 13.000 entes los que fiscaliza la Contraloría, serían 3 menos , puntualizó.

Aún si hoy fuera miembro de la junta, desde luego me declararía impedido para ver cualquier negocio que tenga que ver con esos bancos y así se lo estoy haciendo saber al Senado en la declaración de impedimentos que se debe hacer para aceptar la nominación , dijo Echeverri a EL TIEMPO.

Aunque no recuerda el monto total de la deuda aseguró que es abultado y podría llegar a los 1.500 millones de pesos.

Es una empresa familiar que ha sufrido todos los rigores de la crisis cafetera, afronta una situación similar a la de otras y lo que hicimos fue intentar salvarla, pero no he tenido beneficios, más bien dolores de cabeza .

Agregó, además, que él personalmente como cafetero también le debe al Bancafé y así se lo hizo saber al Senado esta semana.

Con todo, aseguró que está tranquilo frente a esta situación y consideró que si es elegido Contralor, no tiene ningún impedimento ético.

Pero estos no serían los únicos temas vetados a Echeverri.

También tendría que delegar la vigilancia de todas las empresas y entidades que han tenido relación con el Fondo Nacional del Café, en el que estuvo hasta hace dos semanas como gerente administrativo.

De acuerdo con Echeverri, este caso fue analizado por el Consejo de Estado al estudiar su hoja de vida.

Aunque los otros dos candidatos a Contralor General Antonio Hernández Gamarra y Ricardo Mosquera Mesa aseguraron que no tienen ninguna inhabilidad, Echeverri considera que eventualmente tendrían que declararse impedidos para fiscalizar a las entidades públicas a las que han estado vinculados en los últimos diez años.