Archivo

SHEEN FUE REELEGIDO

En la nueva temporada de la serie The West Wing, en la que Martin Sheen interpreta al presidente de Estados Unidos, este se postula para un segundo período en la Casa Blanca. Seguramente será reelegido, pues acaba de firmar un contrato por tres años con los productores, que le garantiza 300.000 dólares por episodio.

30 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

En la nueva temporada de la serie The West Wing, en la que Martin Sheen interpreta al presidente de Estados Unidos, este se postula para un segundo período en la Casa Blanca. Seguramente será reelegido, pues acaba de firmar un contrato por tres años con los productores, que le garantiza 300.000 dólares por episodio.

Ingresos ligados con la tercera postulación a un premio Emmy por su papel en la serie de la cadena NBC, cuya ceremonia de entrega será el próximo 22 de septiembre. El programa lleva tres años en el aire y ya ha ganado 17 Emmys.

El actor de 62 años admite que ese papel ha representado un cambio profundo en su carrera y, sobre todo, en sus finanzas. Cuando uno tiene una suerte tan grande como esa, el dinero recompensa todos los años que ha dedicado a su preparación , dice.

Sheen, de padre español y madre irlandesa y cuyo verdadero nombre es Ramón Estévez, tiene una carrera de 35 años en cine, TV y teatro. En 1994, ganó un Emmy por su actuación en la serie Murphy Brown. Pronto lo veremos en la cinta de Steven Spielberg Catch me if you Can (Agárrame sí puedes).

Sheen es padre de cuatro actores: Charlie Sheen, Emilio, Renée y Ramón Estévez. Defensor de diversas causas políticas, el año pasado fue multado y condenado a tres años de libertad condicional por intrusión en una base aérea para protestar contra la defensa misilística de E.U.

Confiesa que no le gusta cuando su personaje, Josiah Bartlet, utiliza la fuerza militar, pues considera que la violencia es un reflejo de la desesperación . Y sobre su escritorio del despacho presidencial reposa una placa similar a la que dicen que tenía el presidente Kennedy. Es una oración muy poderosa, que dice: Oh Dios, tu océano es tan grande y mi barca es tan pequeña ... La vida es difícil, tal como se supone que sea. Pero uno no está solo , explica.