Archivo

INDEPENDIENTES PIDEN S.O.S.

Muchos trabajadores independientes (vendedores de dulces y lotería, emboladores y empleadas domésticas) están que tiran la toalla y desechan, de una vez por todas, la idea de adquirir vivienda.

17 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Muchos trabajadores independientes (vendedores de dulces y lotería, emboladores y empleadas domésticas) están que tiran la toalla y desechan, de una vez por todas, la idea de adquirir vivienda.

Por eso, los beneficiarios de los subsidios del Inurbe aprobados en diciembre pasado acudieron a la sección Vivienda para expresar sus inquietudes, pues aún encuentran demasiadas trabas a la hora de solicitar créditos, aunque el Fondo Nacional de Garantías les avala el 70 por ciento del crédito.

De hecho, los potenciales compradores quieren su techo propio, pero encuentran un sector financiero reacio, que no los tiene en cuenta. Por su parte, la reacción de los constructores también preocupa, ya que están reticentes a separar inmuebles con alto riesgo de respuesta negativa y para completar el desembolso del subsidio tarda mucho tiempo.

Las cifras del Inurbe indican que de los 2.978 subsidios aprobados para Bogotá, hasta el momento 87 tienen orden de pago y sólo 6 se han pagado al constructor. Estas cifras son resultado de la extensión que se le dio al vencimiento, aplazado de julio al 31 de octubre próximo.

Sin embargo, el sistema financiero tiene 19.429 cuentas de ahorro programado por 81.346 millones de pesos en Bogotá; para el total nacional llegan a 636.520 por 262.379 millones de pesos, con una rentabilidad que apenas cubre la inflación.

No hay garantías , Icav.

Pero, por qué la banca está tan reacia a aprobar créditos a independientes? Según María Mercedes Cuéllar, presidenta del Icav, infortunadamente, las garantías que ofrece el FNG son muy pocas, pues solo cubren el 70 por ciento del crédito, lo que de entrada implica una pérdida.

Si el gobierno quiere que prestemos tendría que otorgar una garantía del 100 por ciento o empezar a financiarlo. No podemos pasar un problema estatal a una entidad privada que debe responder por dineros ajenos.

Además, los subsidios que otorga el Inurbe en Bogotá no son representativos; aquí el fuerte lo tienen las cajas, cuyos afiliados tienen las condiciones necesarias para responder por los créditos.

De otra parte, hay que entender que cada quien es especialista en su campo y este es un tema nuevo que requiere ajustes para implantarlo , anotó.

Adicionalmente, algunos representantes de la banca argumentan que manejar créditos tan pequeños es muy costoso. Por eso, sobre el tema surge otra inquietud: por qué no pasa lo mismo en el caso de las tarjetas de crédito donde los saldos son menores?.

Según María Mercedes Cuéllar, allí la cartera también es mala. Por eso la tasa es tan alta (para cubrir el riesgo); además, para recibirla el usuario también debe cumplir ciertas condiciones, al menos un ingreso fijo , concluyó.

No hay microcrédito.

Sergio Mutis, presidente de Fedelonjas, tiene su apreciación con respecto al fenómeno que se presenta con los informales: actualmente, hay muchos constructores que adelantan obras basados en las preventas a este tipo de familias. Sin embargo, vemos un nubarrón muy grande en el adelanto de los proyectos porque la banca está muy reticente debido a que tiene problemas estructurales de funcionamiento y bajo compromiso hacia el microcrédito.

Además, para cubrir el resto del año ya se requieren 23.000 subsidios, suponiendo que se pueden usar los aprobados por el Inurbe. Si no están, el sector se vendrá al piso con las esperanzas de las familias .

Por su parte, Juan Ricardo Ortega, viceministro técnico de Hacienda, responde las preguntas en el sentido de qué va a pasar si la banca no atiende este mercado? o si, nuevamente, las familias no pueden cumplir el requisito del crédito?.

Siempre habrá alguien que pueda dar esos créditos. Si los actuales beneficiarios no acceden, habrá otros que cumplan las condiciones y puedan hacerlo.

El problema es que algunos no tienen certificados de pagos cronológicos y otros no cumplen las expectativas de las visitas domiciliarias; por ejemplo, el orden del hogar que habla de los patrones del comportamiento. En caso de que no se puedan cobrar, esos recursos tienen destinación específica y se reutilizarán en más subsidios .

La otra cara de la moneda.

Aunque tres entidades financieras han iniciado las gestiones con el Fondo Nacional de Garantías, sólo AV Villas tiene en marcha los créditos para independientes con subsidios del Inurbe.

Jorge Raúl García, vicepresidente de crédito, hace algunas observaciones:.

Primero que todo, hay que aclarar que no todos los compradores de vivienda que obtienen sus ingresos de forma independiente requieren aval del FNG. Si lo hiciéramos así, el valor del crédito se encarecería mucho más porque el estudio cuesta el 3 por ciento.

Sólo el 5 por ciento de las solicitudes con visita requieren del aval. Después de hacer el análisis, si se detecta que tiene una aceptable capacidad de pago pero puede haber algún riesgo se lleva al FNG.

Pero si el usuario puede demostrar que sus ingresos son suficientes, tiene capacidad de pago y que paga cumplidamente sus obligaciones no necesita mayores trámites. Si de hecho es complicado poner de acuerdo al comprador, al vendedor y al banco, imagínese con un avalador externo. Esta herramienta es buena y le estamos dando todo el empuje necesario para que tome fuerza , concluye.

Foto:.

WILLIAM VELOZA, embolador y jefe de la familia que obtuvo la primera aprobación, cree que el desconocimiento de los asesores de las constructoras y los bancos también dificultan el proceso.

Rafael Espinosa/EL TIEMPO.

Créditos aprobados.

Según las estadísticas de AV Villas, esta entidad financiera ha aprobado 746 créditos por 10.867 millones para compra de vivienda de trabajadores independientes con subsidio del Inurbe.

Como muchos de estos proyectos apenas están en construcción y para realizar el avalúo se requiere un buen adelanto de obra, se han desembolsado 221 créditos por 3.412 millones. De esta cifra, 150 han requerido aval del FNG (por 1.830 millones de pesos) y se han desembolsado 29 (por 344 millones).