Archivo

TODO POR EL CLUB:

29 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

.

Un parlamentario del Estado de Australia Occidental trabajará durante un día en un burdel con el objeto de reunir fondos para el club Rotary. Los servicios del conservador Barry Haase, que se ofreció trabajar en uno de los centros nocturnos de la localidad de Kalgoorlie fueron adquiridos por unos 500 dólares. Creo que para empezar le pondré un delantal y le ordenaré que limpie el burdel, así verá que no todos los prostíbulos son sucios. Aunque creo que lo más divertido será enseñarle a dar masajes , dijo la dueña del local, Mary Anne Kenworthy.