Archivo

AYER, TARDE DE TOMATINA:

29 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

.

La ciudad española de Buñol, en la provincia de Valencia, volvió a teñirse de rojo ayer con su tradicional Tomatina, aquella batalla festiva en la que más de 30.000 personas, entre habitantes y turistas, se arrojaron mutuamente 120.000 kilos de tomates. Después de varias horas, los combatientes se bañaron en el río y en duchas dispuestas para tal fin en las calles, en medio de un gran ánimo de reconciliación. Efe.